La empresa matriz de la multinacional de alquiler de oficinas y espacios de 'coworking' WeWork, ha anunciado el despido de 2.400 trabajadores con el objetivo de volverse una "organización más eficiente".

Noticias relacionadas

"Como parte de nuestro renovado foco en el negocio clave de WeWork, y como previamente habíamos compartido con los empleados, la compañía está realizando los despidos necesarios para crear una organización más eficiente", ha explicado un portavoz de The We Company tras el anuncio.

El proceso de recortes comenzó hace varias semanas en varias regiones y, durante esta semana, se ha extendido a las oficinas de WeWork en Estados Unidos.

La empresa ha subrayado que todos los empleados despedidos recibirán una indemnización, seguirán recibiendo una serie de beneficios y obtendrán asistencia para "ayudarles en su transición profesional".

Esta decisión se produce un mes después de que el conglomerado japonés SoftBank decidiera elevar su participación en The We Company hasta el 80%, arrebatando en el proceso el control de la compañía a su fundador, Adam Neumann.

El plan de rescate de WeWork, que tuvo que suspender su salida a Bolsa por el escepticismo entre los inversores, contemplaba una línea de financiación de 5.000 millones de dólares (4.517,3 millones de euros) adicional a los 1.500 millones de dólares (1.355,2 millones de euros) que SoftBank se había comprometido a inyectar previamente.

Asimismo, la firma nipona lanzó una oferta de compra de acciones de hasta 3.000 millones de dólares (2.710,4 millones de euros), ofreciendo a los accionistas un precio por título de 19,19 dólares. Este precio valoró WeWork en 8.000 millones de dólares (7.227,6 millones de euros), lo que implicó un descenso del 83% con respecto a la valoración que alcanzó en su última ronda de financiación, cerrada en enero.