Turistas en la Plaza Mayor de Madrid.

Turistas en la Plaza Mayor de Madrid. EFE

Empresas TURISMO

La desaceleración económica hace mella en el turismo: caen los mercados europeos

Estas caídas se compensan con el aumento de los turistas estadounidenses y asiáticos, que se prevé que crezcan un 12 y un 17% respectivamente. 

Noticias relacionadas

El flujo de turistas procedentes de los mercados tradicionales europeos, es decir, los principales para España en cuanto a volumen, sufrirá una ligera caída en el conjunto del año de alrededor del 2%, según las previsiones turísticas del año 2019 del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. El principal motivo es la ralentización económica y la incertidumbre geopolítica que se vive en algunos de estos países.

En concreto, el flujo internacional se notará en los tres principales mercados emisores, con Alemania y Francia a la cabeza, los cuales caerán un 2% en el conjunto anual (hasta los 11,2 millones de turistas en el caso del primero y los 11,1 millones del segundo) por la desaceleración económica que viven estos dos países; y Reino Unido, que lo hará un 1,9%, hasta los 18,1 millones, por la pérdida de poder adquisitivo de los británicos debido a la devaluación de la libra.

De confirmarse estos datos, supondría la pérdida de alrededor de 800.000 turistas europeos de tres mercados que, en conjunto, entre enero y septiembre aportaron el 48% de los turistas internacionales.

¿Pero, a qué se debe esta caída? En Francia, la economía está viviendo una ligera ralentización, pasando de crecer en el tercer trimestre del año pasado a un ritmo del 1,4% a hacerlo un 1,3% este año. Alemania, por su parte ha esquivado la recesión económica técnica por la mínima, al registrar un crecimiento del PIB del 0,1% en el tercer trimestre del año, según cifra la Oficina Federal de Estadística Alemana.

Todo esto hace que estos turistas “se queden en sus países o viajen a destinos más baratos”, explica el experto en turismo, Domènec Biosca, e incluso que no viajen por miedo a lo que pueda pasar en el futuro porque “hay mucha psicología de incertidumbre, de lo que va a pasar” añade. Esto les lleva a no viajar cuando, por ejemplo, el paro sube.

Caída del gasto

Pero en el caso de Alemania, la desaceleración no solo se nota en la cifra de turistas, sino también en el gasto que estos efectúan durante sus vacaciones en España, una cuantía que se reducirá este año, según las perspectivas del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en un 3,2%.

Asimismo, el volumen de gasto de los turistas alemanes caería hasta los 11.595 millones de euros y sería el único mercado de los seis más importantes para el turismo en España con crecimiento negativo.

Y es que mientras el gasto de este mercado disminuye, el de los demás aumenta a pesar de la caída en el número de turistas. Un comportamiento que la cartera que dirige Reyes Maroto achaca a “un cambio en el perfil” de estos turistas, ya que “estamos captando un turista de mayor poder adquisitivo, que gasta más y que consume productos distintos al vacacional”, afirma Maroto.

De esta forma, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo prevé que el gasto de los turistas británicos aumente un 1,3% hasta los 18.173 millones de euros y el de los franceses un 2,6% hasta los 7.602 millones.

Asia coge impulso

Sin embargo, las caídas en los turistas europeos se compensan con el aumento de otros procedentes de mercados más lejanos, como son los estadounidenses y los asiáticos, los cuales, a su vez, también impulsan el gasto.

En concreto, el Ministerio prevé que el 2019 cierre con 3,3 millones de turistas procedentes de Estados Unidos y 7,7 millones procedentes de China y Japón, mercados que cerrarán el año con crecimientos del 12,7% y del 17,6% respectivamente.

De confirmarse el dato, estos dos mercados serían los que más aumentan el términos anuales y en el caso del asiático superaría en número de turistas a Italia (4,5 millones) y se acercaría a Francia.

A pesar de todo ello, España volverá a registrar récord de turistas internacionales con 83,4 millones de turistas, un 0,7% más que el año anterior, y de gasto con 91.879 millones de euros. Cifra que, de confirmarse los datos, aumentará un 2,4%.