Continental deja en el aire el futuro de 760 personas en su fábrica de Rubí

Continental deja en el aire el futuro de 760 personas en su fábrica de Rubí

Empresas

Continental quiere vender su fábrica en Barcelona y deja en el aire sus 760 puestos de trabajo

Los cuadros eléctricos que produce la planta son un negocio que irá a la baja con la expansión del coche eléctrico.

Noticias relacionadas

La multinacional alemana Continental ha dejado en el aire el futuro de la planta que tiene en Rubí (Barcelona), que emplea a 760 personas, al comunicar que se replantea sus planes industriales para esa fábrica.

Un directivo de la multinacional se desplazó ayer a Cataluña para comunicar al comité de empresa y a la plantilla que la fábrica está en proceso de "reindustrialización", ha explicado a Efe el secretario general de la federación de industria de CCOO en el Vallès Occidental, Josep Rueda.

A partir de las explicaciones de ese directivo, los sindicatos de esta planta deducen que Continental se da seis meses para venderla a un tercero, al no considerarla estratégica.

Rueda ha precisado que, a pesar de que se le preguntó en muchas ocasiones qué sucedería si Continental no encontraba comprador para la planta, este directivo no aclaró si la multinacional acabaría cerrando la factoría.

Ayer Continental aseguró a través de un comunicado que acaba de aprobar una nueva estrategia para mejorar su competitividad a largo plazo que apuesta por la movilidad eléctrica y que requiere "ajustes" en producción en varias plantas distribuidas por diferentes puntos del mundo.

Inicio de las conversaciones

En el caso de Rubí, se ha dado luz verde a iniciar conversaciones "lo antes posible" con el comité de empresa acerca de las "posibilidades de futuro" de la planta, que fabrica básicamente pantallas y controles analógicos para la industria de la automoción.

El representante de CCOO de Cataluña admite que los cuadros eléctricos que produce la planta son un negocio que irá a la baja con la expansión del coche eléctrico, pero por este motivo el sindicato exige a Continental que "haga las inversiones necesarias para garantizar la viabilidad de la fábrica", ha explicado en un comunicado.

Este sindicato reivindica que la de Rubí es una planta "solvente y competitiva", y pide inversiones para producir "componentes para vehículos eléctricos".

El anuncio de Continental agrava la situación de la industria catalana, puesto que ayer mismo Huayi Compressor comunicó un ERE para 164 empleados que se suma a los planteados por TE Connectivity, que acabó con 94 despidos, o Prysmian, con 487 despidos, entre otros.