Barcelona

El concepto coche se le está quedando pequeño a Seat. En palabras de su presidente, Luca de Meo, la compañía cada vez es más consciente de que "el coche no siempre es la mejor respuesta para los problemas de movilidad". En base a esta idea, Seat ha decidido dar un paso al frente para posicionarse como un referente en la micromovilidad urbana.

Noticias relacionadas

Para ello, la empresa ha anunciado la creación de una división 100% centrada en esta materia: Seat Urban Mobility. "Creo que hemos encontrado una forma nueva de hacer las cosas. Para ello, hemos creado Seat Urban Mobility. Una unidad que tendrá la responsabilidad de crear nuevos servicios y productos tanto para el cliente final como para las flotas de vehículos compartidos. Por primera vez vamos a tener un equipo 100% centrado en esto", ha explicado De Meo.

El dirigente ha detallado el origen de esta nueva división. "Las personas cada vez tienen más opciones. Cuando era pequeño sólo quería coger el coche de mi madre. Hoy mis hijos usan Uber, Cabify, motos compartidas... Desde Seat debemos ser capaces de dar respuesta a estas nuevas necesidades".

La nueva división va a tener dos unidades de negocio: hardware y software. Un trabajo que no va a circunscribirse solo a la marca española. Seat va a ser la encargada de desarrollar toda las soluciones de movilidad urbana para el grupo Volkswagen. Una decisión que va a colocar a la marca en el centro de la estrategia del gigante alemán para uno de los nichos de negocio con más potencial de cara a los próximos años.

Nueva moto eléctrica

Además de este anuncio estratégico, Seat ha aprovechado para presentar su primer concepto de motocicleta eléctrica. Un producto que rompe totalmente con la tradición de la marca y que estará disponible tanto para clientes finales como para flotas de sharing.

Esta motocicleta será capaz de alcanzar los 100 kilómetros por hora. Contará con hasta 115 kilómetros de autonomía. Lo que, en palabras de Lucas Casanovas, nuevo responsable de movilidad urbana de la marca, "equivale a una semana de uso". Con el objetivo de facilitar la carga de la batería, este elemento podrá ser separado de la motocicleta y conectarse a un enchufe tradicional. Otra de las novedades del vehículo será que "podrá ser localizado en todo momento desde el smartphone del usuario".

Además de la motocicleta, Seat también ha presentado su nuevo patinete. Contará con autonomía para 65 kilómetros y será capaz de subir rampas de hasta el 20% de desnivel. "Queremos ofrecer a los jóvenes soluciones productos y servicios que den respuesta a las nuevas necesidades de movilidad. Nuestro objetivo es crear soluciones de movilidad eléctrica que reduzcan la contaminación y el ruido para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos" ha destacado Casanovas.

Con estas decisiones Seat da un importante golpe de timón y pone dirección hacia uno de los mercados más pujantes de la actualidad: la movilidad urbana. Un campo de batalla empresarial en el que compañías tradicionales y de nuevo cuño se disputan uno de los negocios que más impacto puede tener en el día a día de los ciudadanos. En Seat lo saben y no se lo quieren perder.