El presidente de ACS, Florentino Pérez, ha decidido personarse en la causa contra Iberdrola por el espionaje de Villarejo. Según los primeros indicios la compañía eléctrica habría recurrido supuestamente al comisario Villarejo en medio del intento de ACS por tomar el control de Iberdrola en 2009.

Noticias relacionadas

Presuntamente, la compañía energética habría encargado una serie de acciones de espionaje contra el propio Florentino Pérez con el objetivo de encontrar informaciones en su contra. La acción se habría centrado en el intento de búsqueda de cuestiones tanto personales como empresariales que utilizar contra él para desacreditar el intento de control de la eléctrica.

Florentino Pérez se persona "para ejercitar acciones penales y civiles contra los que resulten responsables de los mismos, entre los que podrían estar incluidos el presidente de Iberdrola y la gente de su entorno que haya participado, así como el propio comisario Villarejo y los medios de comunicación que hayan podido servir de instrumento a esta actividad delictiva".

La negativa que mostró la eléctrica a que ACS entrara en su consejo de administración derivó en los tribunales y llegó incluso al Supremo, si bien la constructora finalmente deshizo la posición de hasta un 20% que llegó a alcanzar en la compañía eléctrica.

Durante la 'batalla empresarial' que ACS e Iberdrola libraron en el periodo 2009-2011, la eléctrica habría encargado presuntamente al excomisario que espiara al presidente de la constructora en busca de datos comprometedores con el fin último de evitar que su compañía tomara el control de la firma energética.

"A la vista de las informaciones aparecidas, Florentino Pérez ha decidido personarse en calidad de acusación particular en el procedimiento judicial abierto en la Audiencia Nacional sobre Iberdrola para ejercitar acciones penales y civiles contra los que resulten responsables de los mismos", anunció ACS en un comunicado tras publicarse dichas informaciones.