“El 2020 será el año de las infraestructuras de gas vehicular”. Así de rotundo se muestra el director de diversificación de negocio de Redexis, Miguel Mayrata. Un paso que será el impulso definitivo para consagrar este combustible como la gran alternativa al diésel y la gasolina, y un firme competidor a la electricidad.

Noticias relacionadas

Muestra de que ese movimiento ya se está produciendo, explica, es que durante el 2019 el parque de automóviles impulsados con esta tecnología se ha duplicado. ¿El motivo? “Se ajusta más a las necesidades de los usuarios, el coste es muy similar a los vehículos actuales y la tecnología está totalmente desarrollada”, explica.

De hecho, para Manuel Lage, secretario general de AESSGAN, el gas vehicular “permite dar respuesta a todas las modalidades de transporte: terrestres y marítimas”; sin embargo, sí coincide en que todavía queda mucho camino para un uso masivo debido a la falta de puntos de recarga.

Dar soluciones al cliente

En este momento hay abiertas en España 74 estaciones para GNC y 48 para GNL, según datos de gasnam. En construcción hay otras 65. De todas ellas, 80 estarán en manos de Cepsa y Redexis gracias a un acuerdo de colaboración que ambos vienen desarrollando en los últimos meses. “Nuestro objetivo es dar al cliente la solución que necesite”, explica Belén Mateo, directora de franquicia y Non Oil de las estaciones de servicio Cepsa.

Unas conclusiones que surgieron durante el Ciclo Smart Mobility de El Español: II Foro Gas Vehicular y que contó con la colaboración de la Fundación Pons y el patrocinio de Redexis y Cepsa. En ellas también hubo coincidencia en la importancia que tiene para el sector del automóvil la reducción de emisiones a la atmósfera para cumplir con los objetivos de descarbonización que se han fijado tanto la Unión Europea como el Gobierno en España.

Todos los asistentes coincidieron en que para el desarrollo de los vehículos con emisiones cero es necesario que haya infraestructuras, aunque Mateo recordó que “no se puede olvidar la rentabilidad” que necesitan esos desarrollos. Por tanto, la evolución de los nuevos puntos de recarga debe ir de la mano de un aumento de la comercialización y las ventas de vehículos de este tipo.

Es importante para ello que los planes del Gobierno pasen por facilitar a los ciudadanos el rejuvenecimiento del parque automovilístico. “Actualmente los gasolina y diésel son mucho más eficientes que los de hace 12 años (la edad media del parque móvil)”, explica Arancha García, Directora de Industria y Medio Ambiente de Anfac.

Incentivos a la compra

¿Qué reclama el sector? Básicamente el que se introduzcan nuevos incentivos a la compra “desde el punto de vista fiscal y de incentivos” que animen a la población a adquirir un nuevo vehículo y enviar el suyo al achatarramiento.

Una reclamación a la que se sumaron todos los participantes en la mesa de debate, en la que también estuvo presente Antonio Calvo, Manager de movilidad sostenible de Seat, quien instó a las instituciones europeas a mantener “neutralidad tecnológica”. Algo necesario ya que “cuando se ofrecen ayudas basadas en la neutralidad tecnológica, se puede ver cómo el GNL se lleva más de la mitad”.

No sólo eso, es que las del coche eléctrico quedan casi desiertas, apuntan desde Redexis. Eso se debe, entre otras cosas, al precio de este tipo de vehículos pero también a las dificultades de acceso que tienen: puntos de recarga, sobre todo. “No nos olvidemos que el 70% de los coches en este país duerme en la calle, ¿vamos a poner un punto en cada lugar de aparcamiento?”, insiste Vicens.

Protagonismo futuro

La nota discordante, como él mismo reconoce, la puso Miguel Peña, secretario de la Asociación Española del Hidrógeno (AeH2), quien reclamó el protagonismo que este tipo de vehículos deberán tener en el futuro. “En realidad es como un vehículo eléctrico (porque lleva una pila que genera la propulsión) pero que se puede cargar en poco menos de cinco minutos”, explica.

Se trata de una tecnología que “en Japón se está apoyando ya que allí, por ejemplo, ya se están creando infraestructuras para ellos”. Sin embargo, todavía está poco extendida. Como muestra los 10.000 vehículos de este tipo que circulan por el mundo de este tipo, de los que 2 están en España.

El Ciclo Smart Mobility de El Español: II Foro Gas Vehicular contó con la colaboración de Redexis y Cepsa y la difusión de Fundación Pons, la Asociación Española del Hidrógeno, la Asociación Española de Renting de Vehículos, AESGAN, AMDA, ANFAC, ASEPA, Clúster Autogas, Hub Movilidad Conectada, Move to Future, PTCarretera, Sernauto y World Shopper.