Vodafone lanzará el 5G en otras cinco ciudades en España "en los próximos meses", para complementar su actual red de 15 grandes urbes con la nueva tecnología. Así lo ha confirmado este martes Antonio Coimbra, CEO de la compañía en España, durante la rueda de prensa para explicar los resultados semestrales de la operadora en nuestro país.

Noticias relacionadas

Vodafone España perdió 161 millones de euros al cierre de su primer semestre fiscal (abril a septiembre) frente a los 101 millones que perdieron en igual periodo del año anterior, todavía afectada por la dura guerra comercial que se vive en nuestro mercado y por los coletazos de la guerra del fútbol.

La compañía facturó 2.161 millones durante los últimos seis meses, un retroceso del 10,3%, mientras que los ingresos por servicio -los del mercado residencial- llegaron a 1.966 millones de euros, un 8,7% menos respecto al mismo periodo del año anterior. 

Respecto a los resultados, Coimbra ha indicado que han entrado en una dinámica positiva. "Nuestra apuesta esta funcionando porque estamos ganando lineas fijas y de internet, en especial en un mes muy fuerte con fútbol", ha dicho. En septiembre se han ganado 21.000 clientes fijos y 51.000 móviles.

No hay futuro son crecimiento

De esta manera, ha indicado que el objetivo es volver a números positivos en los próximos meses. "Nuestro objetivo es volver a crecer, no hay futuro sin crecimiento, la industria y nosotros. Creemos que esta tendencia de crecimiento se va a mantener y esperamos a volver a crecer en ingresos y en Ebitda".

Coimbra no ha querido acotar plazos pero ha dejado entrever que esperan que sea cuanto antes. "No damos ninguna estimación a futuro, pero queremos volver a crecer pronto, no es una previsión a cinco años, porque estamos ya en una tendencia positiva. ¿Cuándo pasaremos el cero? No lo sabemos, pero esperamos que cuanto antes". 

Respecto de la actual situación del mercado, Coimbra reconoció que el mercado low end está creciendo mucho más que el de alto valor. "Hemos hecho una apuesta muy fuerte con Lowi y nuestro objetivo es estabilizarnos en el segmento premium, Somos conscientes de lo que demanda el mercado en estos momentos. Pero ya veremos cómo evoluciona".

En el segundo trimestre, la operadora creció en los principales segmentos comerciales:  gana 7.000 clientes móviles de contrato, 26.000  de fibra y 20.000 clientes de Vodafone TV. Vodafone alcanzó dos millones de líneas con sus nuevas tarifas, de las cuales 1,2 millones son líneas con datos ilimitados.

Guerra del fútbol

Respecto al crecimiento en Televisión, volvió a defender su decisión de renunciar al fútbol. "Si hubiésemos tenido este año el fútbol estaríamos pagando más de 330 millones de euros en costes en este año. El impacto de salida del fútbol ha sido pequeño y los próximos trimestres nos dará la razón. Estamos muy satisfechos con el resultado". 

Coimbra ha apuntado además que en los últimos meses no tienen un Arpu (pago por cliente) en televisión es más bajo sin fútbol, pero que actualmente tienen un "crecimiento más sano", ya que han rebajado la factura de los costes y que actualmente su margen es positivo con series y proveedores como Netflix o HBO que lo que tenían con la Liga y la Champions League. Además ha agregado que "era muy difícil vender fútbol a su precio normal y para crecer había que lanzar ofertas", por lo que el mercado estaba distorsionado hace un año.  

En relación a la consolidación del sector ha indicado que dan por descontada la llegada de un quinto operador con Euskaltel desplegando sus redes a nivel nacional, aunque ha señalado que "ahora están preparados", a diferencia de la arremetida de MásMóvil hace dos años como cuarto operador.