Vodafone España perdió 161 millones de euros al cierre de su primer semestre fiscal (abril a septiembre) frente a los 101 millones que perdieron en igual periodo del año anterior, todavía afectada por la dura guerra comercial que se vive en nuestro mercado y por los coletazos de la guerra del fútbol.

Noticias relacionadas

De esta manera, el Ebitda ajustado fue de 460 millones en este periodo, frente a los 529 millones del año anterior. Del mismo modo, la compañía facturó 2.161 millones durante los últimos seis meses, un retroceso del 10,3%, mientras que los ingresos por servicio -los del mercado residencial- llegaron a 1.966 millones de euros, un 8,7% menos respecto al mismo periodo del año anterior.

En su segundo trimestre Vodafone España ingresó 1.078 millones de euros, mientras que por servicios facturó 978 millones de euros en estos tres meses, un 8% menos, "pero mostrando mejoría frente al primer trimestre (-9,3%)", ha dicho la operadora. De hecho, la 'teleco' mejoró casi todos sus indicadores comerciales en su segundo trimestre fiscal, volviendo a ganar clientes de la mano de sus nuevas tarifas ilimitadas. 

Su matriz explica en su informe remitido al regulador británico que estos resultados se explican por "el impacto de las acciones comerciales que tomamos durante el año pasado para mejorar la competitividad de nuestras ofertas, nuestra decisión de no renovar los derechos de fútbol no rentables y un cambio en la demanda general del mercado hacia el segmento del alto valor".

Reposicionamiento comercial

Respecto de la marcha comercial, la operadora crece en el segundo trimestre en los principales segmentos comerciales:  gana 7.000 clientes móviles de contrato, 26.000  de fibra y 20.000 clientes de Vodafone TV. Vodafone alcanzó dos millones de líneas con sus nuevas tarifas, de las cuales 1,2 millones son líneas con datos ilimitados.

Es así como Vodafone cerró su primer semestre fiscal en España con 13,5 millones de clientes móviles, de los que 11,2 millones son de contrato; 2,8 millones de usuarios de fibra, 3,1 millones de banda ancha fija y vuelve a situarse por encima de los 1,3 millones de clientes de televisión.

Desde Reino Unido se explica que la mejora en las tendencias trimestrales refleja el comienzo del éxito de las acciones de reposicionamiento comercial el año pasado. "Esto fue apoyado en parte por el buen desempeño de nuestro marca secundaria Lowi, que ahora es la marca de más rápido crecimiento en el segmento de valor", han señalado.

"A pesar de nuestra decisión el año pasado de no renovar los derechos del fútbol, las pérdidas de clientes fueron acotadas en el primer semestre y nuestra base total de suscriptores de TV se mantuvo estable, respaldada en parte por nuestra oferta de televisión y series", han señalado.