Karl-Heinz Holland (Dia) y Rafael Contreras (Airtificial).

Karl-Heinz Holland (Dia) y Rafael Contreras (Airtificial).

Empresas A LOS LEONES

A LOS LEONES: Karl-Heinz Holland (Dia) y Rafael Contreras (Airtificial)

Karl-Heinz Holland no logra resucitar a Dia

Dia registró unas pérdidas netas de 504,3 millones de euros en los nueve primeros meses del año, once veces superiores a los números rojos de 45,8 millones de euros que se anotó un año antes. La cadena de supermercados sigue sin levantar cabeza, pese a que desde mayo la gestión de la compañía depende exclusivamente de Mikhail Fridman, dueño del 70% del grupo.

En esta fecha nombraba a su hombre de confianza, Karl-Heinz Holland, como CEO con plenos poderes y con todo el control de la cadena. El directivo tenía como objetivo poner en marcha una hoja de ruta para comenzar a ver la luz al final del túnel aplicando la fórmula Lidl, supermercado que él expandió por toda Europa.

Pero Dia no es Lidl y España no es Alemania. Y Karl-Heinz Holland lo ha vivido en primera persona tras constatar la dificultad de relanzar la cadena de supermercados. De momento, no se puede decir que ha fracasado, pero sí que sus promesas de salir del bache están cayendo en saco roto. Y no hablamos del coste de ERE ni de la refinanciación.

Hablamos de la marcha operativa de la compañía. Entre enero y septiembre, las ventas netas alcanzaron los 5.083 millones de euros, lo que supuso un descenso del 7,4% -ocasionado por la falta de stock y la complejidad del entorno empresarial, según la empresa-, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado se situó en 95,2 millones de euros, un 48,9% menos. Las cifras hablan por sí solas.

La Airtificial de Rafael Contreras empieza con mal pie

Airtificial, sociedad resultante de la fusión de Inypsa y la gaditana Carbures, cerró el tercer trimestre del año con unas pérdidas netas de 32 millones de euros, lo que supone un aumento del 31% respecto a las pérdidas contabilizadas por Inypsa en el mismo periodo del año pasado, antes de la creación de la nueva compañía.

El nacimiento de Airtificial no está siendo todo lo bueno que esperaba su presidente Rafael Contreras. Estos resultados reflejaron un aumento de la facturación del 44,1%, hasta los 63,5 millones de euros, producto de la fusión, pero no en la línea de lo esperado. 

Airtificial espera que los contratos firmados y aún no ejecutados por valor de 155,5 millones de euros proporcionen una "buena visibilidad" del negocio para los próximos ejercicios. Esta cartera "genera optimismo de cara a los ingresos del próximo ejercicio", dice el fabricante. 

Una de sus primeras apuestas de Airtificial es el proyecto Hyperloop, una espectacular obra, pero de la que depende buena parte del futuro de la compañía. Y poner todos los huevos en la misma cesta nunca es recomendable en los negocios.

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
El alumbrado de Navidad de Vigo.

El Gordo de la Navidad está en el turismo: las ciudades facturan el 40% de todo el año

Siguiente