Parafraseando al famoso refrán, lo barato, a veces, sale caro. Un dicho que se puede aplicar perfectamente a la compra actual de billetes de avión en algunas aerolíneas. En algunos casos, las tarifas más bajas de ciertas empresas no incluyen servicios como la elección de asientos o la posibilidad de llevar una maleta con uno mismo en la cabina de pasajeros.

Noticias relacionadas

Son gastos que en ocasiones no se tienen en cuenta a la hora de compra un billete de avión y que pueden encarecer su precio hasta 35 euros por trayecto. Es decir, que si se compra un billete de ida y vuelta con una maleta, el precio puede aumentar hasta los 70 euros. 

De todas las aerolíneas que operan en España, las únicas que cobran un suplemento por la maleta son Wizz Air y Ryanair. Un ingreso complementario que, en el caso de la aerolínea irlandesa, elevó sus ingresos un 28%.

Y eso que Ryanair es la que menos cobra de las dos por este suplemento. Según se desprende de su política de equipaje de mano, los clientes que compran un billete de la tarifa básica solo pueden llevar consigo en el avión un bulto de 40x20x25. Es decir, un bolso o una mochila.

Si se quiere añadir una maleta de mano al viaje (con las medidas estándar de 55x45x25) para llevarla con uno mismo en el avión, el precio aumenta entre seis y 14 euros por vuelo. Sin embargo, hay otra que va más allá en lo que al precio se refiere. Se trata de Wizz Air.

Wizz Air, más cara

La horquilla de precios en la que se mueve el Wizz Priority de Wizz Air (el servicio adicional que permite llevar a bordo una maleta) es mucho mayor que la de su competidora irlandesa. Mientras que el mismo servicio en Ryanair cuesta hasta 14 euros, en Wizz Air su precio se mueve entre los cinco y los 35 euros por trayecto si el servicio se contrata por internet o a través del centro de atención telefónica de la compañía.

Si, por el contrario, se contrata en el propio aeropuerto, el Wizz Priority tiene un precio único de 20 euros por trayecto.

Este puede ser mayor o menor en función del destino pero es muy posible que sea mayor, ya que el Wizz Priority para un vuelo de Madrid a Budapest es de 16 euros y para uno a Viena de 15 euros, según ha podido comprobar EL ESPAÑOL.

Otras restricciones de aerolíneas

Sin embargo, Ryanair y Wizz no son las únicas aerolíneas que ponen algunas restricciones a los clientes que compran las tarifas más bajas. Lufthansa permite llevar una pieza de hasta 55x45x25 centímetros en el avión y una más pequeña. Pero solo una, de forma que si se llevan más bolsas (un artículo comprado en las tiendas Duty Free, el portátil, la cámara de fotos, etc.) se tiene que escoger una de ellas y las demás meterlas en algún sitio. 

EasyJet, por su parte, también permite llevar una maleta de medidas 55x45x25 en su cabina de forma gratuita. No obstante, solo permiten un bulto por persona. Es decir, que el bolso, bolsa del portátil y cualquier tipo de bolsa que se haya comprado en el Duty Free del aeropuerto debe introducirse dentro de la maleta. Si no, se considerarán dos bultos y el pasajero deberá pagar un extra por ello.

En definitiva, a la hora de viajar lo más adecuado si se quiere ahorrar unos euros es hacer caso al mítico eslogan: "Busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo". De no ser así, con un gasto tras otro, las vacaciones pueden salir más caras que con otras tarifas más altas de otras compañías aéreas.