La noticia sentó como un jarro de agua fría entre los trabajadores, que hace menos de dos años se enfrentaron a un ERE. Siemens Gamesa comunicó este martes a sus empleados su intención de recortar 600 empleos en todo el mundo, de los cuales 109 estarán ubicados en España.

Noticias relacionadas

Mediante una carta firmada por el CEO, Markus Tacke, enviada a los representantes sindicales, el fabricante de energía eólica confirmaba el recorte previsto en la plantilla; un anuncio que coincidía en el tiempo con la presentación de resultados de la compañía. 

"Nos ha sorprendido mucho el anuncio de los despidos, sobre todo con los buenos resultados que ha presentado la empresa", explican fuentes sindicales a este periódico. En este sentido, según los resultados presentados a la CNMV, la cartera de pedidos se incrementó un 12% interanual hasta 25.507 millones de euros durante el ejercicio fiscal 2019, algo que Siemens Gamesa atribuye a la fuerte entrada de pedidos de 12.700 millones de euros, un 7,4% más.

Resultados de Siemens Gamesa.

Asimismo, las ventas crecieron hasta 10.227 millones de euros, mientras que el beneficio neto se duplicó en comparación con el año anterior, situándose en 140 millones de euros. Cifras que, no obstante, no han sido suficientes para evitar el recorte en la plantilla: las oficinas, las más afectadas.

Madrid, Zamudio y Sarriguren

Según ha informado la compañía a los trabajadores, estos despidos se producirán en el negocio onshore (eólica terrestre) y, en principio, no afectaría a fabricas ni al negocio offshore ni al de servicios. En lo que toca a España, la atención de los sindicatos está centrada en las oficinas, donde está previsto que se centren los recortes de personal.

Así, la previsión es que los despidos se produzcan en las sedes de Madrid, Zamudio (Vizcaya) o Sarriguren (Navarra), aunque se desconoce todavía en qué proporción afectarían a cada sede o si, por otro lado, estarían centrados solo en una de ellas. 

El próximo día 12, la mesa de empleo formada por representantes de los trabajadores y de la compañía tomará asiento para tratar de llegar a un acuerdo cuanto antes sobre la forma que van a tomar estos despidos. "Trataremos de que se pongan en marcha medidas que eviten el impacto, como prejubilaciones", cuentan fuentes sindicales a este periódico, que señalan que, además, dentro de los 109 trabajadores podrían estar incluidos trabajadores eventuales. Su objetivo, por tanto, es que la cifra se reduzca "notablemente". Solo en España, en oficinas trabajan más de 2.300 personas.

En la rueda de prensa posterior a la presentación de resultados, Tacke calificó el recorte de "estructural" y señaló que la mayoría de los ajustes de plantilla recalarán en España, Alemania y Dinamarca, aunque también en EEUU y en Reino Unido.

Siemens Gamesa pone en marcha estos despidos después de iniciar un ERE en febrero de 2018 que, en España, se saldó con el recorte de 236 trabajadores de oficinas y el cierre de la fábrica de Miranda de Ebro (Burgos); además, en septiembre anunció otro ERE para otras 600 personas en Dinamarca.

Caída en Bolsa

Tras presentar resultados, las acciones de Siemens Gamesa se desplomaron casi un 9% y lideraron las caídas del Ibex 35 durante la jornada del martes, retrocediendo hasta los 11,735 euros, su nivel más bajo desde el pasado 10 de octubre.

Así, la compañía reconoció que, a pesar de sus buenas perspectivas, "la presión de precios está afectando los márgenes de la industria eólica y consecuentemente la rentabilidad de los fabricantes".

Para el grupo, los factores adversos que afectan a la industria eólica se mantendrán en el corto plazo, "a pesar de las buenas perspectivas de futuro". A su parecer, 2020 será "un año de transición", con unas ventas entre 10.200 y 10.600 millones de euros y un margen Ebit entre 5,5-7%.

A largo plazo, la compañía ha explicado que espera alcanzar un margen Ebit de entre el 8 y el 10% a partir del ejercicio 2022, de lo que dará más detalles en un Capital Markets Day que celebrará en el primer semestre de 2020.