paillasot_ford

paillasot_ford

Empresas El merodeador

A LOS LEONES: Laurent Paillassot (Orange) y Jesús Alonso (Ford)

Orange no termina de dar con la tecla del crecimiento

Laurent Paillasot, CEO de Orange, ya ha dejado claro que este año el beneficio operativo (ebitda) sólo crecerá a ritmos de un dígito. Es decir, que logrará mantener el tipo en un contexto cada vez más complicado ya que el sector de las telecos está inmerso en una guerra de precios que -para el líder naranja- impide a las operadoras crecer y apostar por invertir en tecnologías de futuro como el 5G. 

El aviso de Paillasot deja entrever que -pese a la apuesta por el cliente de valor añadido- las cosas no terminan de arrancar en nuestro país. No sólo eso, la cuenta de resultados muestra cómo el negocio residencial pierde fuelle mientras que el mayorista sigue creciendo (en especial por el acuerdo alcanzado con MásMóvil). ¿Significa esto un cambio de rumbo? Hay quien dice que sí. 

Por ahora las aguas bajan tranquilas en la operadora naranja, pero los sindicatos están alerta por lo que pudiera ocurrir. Especialmente si empieza un proceso de consolidación en el sector. Lo que no está claro es si esos movimientos se llevarán a cabo finalmente o no, dado que el regulador en Europa es contrario a que se produzcan. 

Ford se lleva los motores a USA, toca garantizar el empleo

Jesús Alonso, CEO de Ford en España, tendrá que apretar el acelerador si quiere lograr que la plantilla tenga garantizado su trabajo a largo plazo. Los planes de su casa matriz pasan por llevarse la producción de motores que actualmente se hace en Almussafes (Valencia) a los Estados Unidos, lo que deja en el aire un millar de empleos a partir de 2024. 

La automovilística asegura que trabajará para intentar buscar nuevas alternativas de producción para la planta, pero los sindicatos dan por amortizados los empleos. Toca, por tanto, remangarse y ponerse a trabajar para intentar evitar que uno de los pilares de la economía valenciana quede fuera de juego. 

Cierto es que Alonso no lo tendrá fácil. No acompañan las políticas del Gobierno, que ha puesto ya fecha al fin del diésel. Tocará renovarse, apostar por nuevas tecnologías y por negociar con los sindicatos. El motor en España, con Ford a la cabeza, ha dado muestras suficientes de cintura en los peores momentos. Esperemos que siga siendo así por el bien de la industria. 

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Sánchez y los 2,1 millones de dinero público que maneja Garamendi

Garamendi entre la espada de la reforma laboral y la pared de 2,1 millones

Siguiente