Una tienda Duty Free en una imagen de archivo.

Una tienda Duty Free en una imagen de archivo.

Empresas TURISMO

La estrategia comercial de Aena con Duty Free da sus frutos: 21 millones más de ingresos en un año

La facturación de esta línea ha pasado de crecer un 1,9% en 2018 a hacerlo cerca de un 9% en los primeros nueve meses de este año. 

Noticias relacionadas

Hace menos de un año, el Consejo de Administración de Aena no estaba "contento con los resultados" de la estrategia puesta en marcha por la empresa para reactivar los ingresos comerciales, que tenía como principal objetivo aumentar las ventas en los Duty Free. Así lo manifestó el presidente de la empresa, Maurici Lucena, en una reunión con inversores. Ahora, a dos meses de terminar el ejercicio, esta estrategia ya da sus frutos.

No solo porque los ingresos de las tiendas Duty Free hayan aumentado desde los 241,8 millones de euros registrados entre enero y septiembre de 2018 hasta los 263 millones del mismo periodo de 2019, sino porque el incremento del 8,8% de este año está muy por encima del 1,9% del año anterior, cuando ya se había activado la estrategia. Esto supone 21,2 millones de euros más en ingresos.

Aena puso en marcha en 2018 un proyecto piloto que implicó, entre otras cosas, "actuaciones en la terminal, la revisión del diseño y la disposición de los productos” para “mejorar la fuerza de ventas”. En definitiva, “optimizar el desempeño comercial”, explicó en su momento Lucena. Una estrategia que empezó probándose en cinco aeropuertos y posteriormente se extendió a toda la red del gestor, aunque no ha gustado a todos los públicos.

Según ha denunciado la Asociación de Consumidores y Usuarios de las Islas Baleares (Consubal), el aeropuerto de Palma de Mallorca se ha convertido “en una gran superficie” comercial que obliga a los pasajeros a pasar obligatoriamente por la tienda Duty Free para acceder a la puerta de embarque. De esta forma, la asociación pide que haya un acceso independiente y que los pasajeros no tengan que pasar por la tienda obligatoriamente. Esta petición viene dada, principalmente, por la gran exposición en primera línea de alcohol y tabaco en estas tiendas.

Sin embargo, esta no es la única situación que ha cambiado en apenas un año en lo que respecta a la división comercial de la empresa. Aunque en este caso ha tenido un ligero sabor amargo. Y es que, mientras los ingresos de los 86 puntos de venta Duty Free aumentaron notablemente respecto al año anterior, la facturación de los restaurantes, las tiendas y los servicios VIP sufrió una importante ralentización que, en el peor de los casos, supuso un crecimiento de casi tres puntos menos.

Ralentización en otras líneas

Empecemos por los restaurantes. Mientras en los nueve primeros meses de 2018 la aportación de estos establecimientos a las cuentas de Aena había aumentado un 14%, siendo este el segundo mayor incremento, en 2019 este alza se redujo hasta el 11,3%, anotando a final del trimestre 155 millones de euros de facturación.

Lo mismo ha ocurrido con las tiendas, aunque la ralentización del ritmo de crecimiento ha sido menor. En este caso, las ventas pasaron de crecer un 12% en 2018 a hacerlo un 10,8% en 2019.

Sin embargo, la línea del negocio comercial que más ralentización ha sufrido ha sido la de los Servicios VIP. Este ha pasado de registrar un crecimiento en la facturación del 56% entre enero y septiembre del año pasado a uno del 23%, cerrando el trimestre en los 59 millones de euros de facturación.

Pérdidas en publicidad

Y entre aumentos en la facturación destaca una pérdida respecto al año anterior en otra de las líneas principales de la división comercial de la empresa, la publicidad, que aparte de ingresar menos que en el año anterior, se ha convertido en la última partida por ingresos.

La facturación de esta división ha pasado de los 25,3 millones registrados en los nueve primeros meses del año pasado a los 20,9 millones de 2019. Es decir, que en solo 12 meses este segmento ha ingresado 4,4 millones de euros menos. Y es que la facturación comercial se redujo un 17,4% respecto al año anterior.

Ahora, a falta de dos meses para que termine el año y tres para que se dé a conocer los resultados del ejercicio, falta esperar el cómputo anual y ver si, finalmente, la estrategia ha cuajado y aporta los resultados esperados.