FCC vuelve a pisar el acelerador. El resultado neto atribuible de la compañía durante los primeros nueve meses del año se elevó un 32,4% por encima del alcanzado en 2018, hasta 233 millones de euros.

Noticias relacionadas

Este resultado se sustenta en el crecimiento operativo en todas las áreas de negocio, a lo cual se suma la reducción de los gastos financieros. Es de destacar que sin considerar la participación de accionistas minoritarios (en 55,5 millones de euros, de los cuales el 88% corresponde a Aqualia), el resultado neto de FCC se ubica en 288,5 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que representa un incremento del 57,9% respecto al mismo periodo del año anterior.

Esta evolución de la cuenta de resultados se apoya en el incremento de los ingresos, con un aumento del 5,2% hasta los 4.577,9 millones de euros, respecto al mismo periodo del año anterior.

El área de medio ambiente ha obtenido un crecimiento de ingresos del 3,5%; la actividad de Agua un 6,7%; destacando un mayor dinamismo en construcción y cemento con un 6,8% y un 13,9%, respectivamente.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) aumenta un 14,7% hasta los 740,8 millones de euros, debido a la positiva evolución de todas las áreas de actividad y al aumento de la rentabilidad operativa.

En septiembre el margen Ebitda fue de un 16,2%. Medio ambiente ha aumentado hasta 359,7 millones de euros, lo que representa un incremento del 10,9% en comparación con el acumulado del tercer trimestre de 2018. El área de agua crece un 11,2%, hasta situarse en 207 millones de euros.

Por su parte, construcción alcanzó los 73,7 millones de euros, con un 70,2% más que en el mismo periodo del año anterior. Por último, el área de cemento consiguió 66,7 millones de euros, un 16,2% más en relación a 2018.

Igualmente positiva es la evolución de la cartera de ingresos del grupo FCC que cerró a septiembre de 2019 en 30.385,1 millones de euros con un incremento de un 4,8% respecto al mismo periodo del ejercicio pasado.