Aena ha cerrado el tercer trimestre del ejercicio con un beneficio de 1.114,2 millones de euros entre enero y septiembre, lo que viene siendo un 9,4% más que en el mismo periodo de 2018, según ha informado el gestor aeroportuario a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

Noticias relacionadas

Además, la empresa ha registrado unos ingresos de 3.448,8 millones de euros, una cifra un 6,1% superior a la de los nueve primeros meses del año anterior.

De las líneas de actividad del grupo, la aeronáutica ha sido la que más ha contribuido al aumento de las ventas, con 2.232 millones de euros, un 4,2% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que la internacional ha sido la que más ha aumentado sus ingresos, con un  13,4% hasta los 205,1 millones de euros. La siguiente que más ha elevado sus cifras en los primeros nueve meses del año ha sido la de servicios inmobiliarios, con un aumento del 9,7% hasta los 56,3 millones de euros. 

En cuanto a la deuda, se ha situado en los 6.708,2 millones de euros (incluyendo la deuda financiera de Luton por importe de 445,2 millones) frente a los 6.654,1 millones registrados a cierre de 2018. 

Aumento de pasajeros

El aumento del beneficio de Aena ha tenido su parte en el aumento del tráfico de pasajeros, tanto a nivel general como en la red de aeropuertos de España y en el aeropuerto de Luton.

En general, el tráfico de viajeros durante los nueve primeros meses del año aumentó un 5,1% hasta los 227 millones de pasajeros. De ellos, 213 millones se contabilizaron en la red de aeropuertos de Aena en España (en donde aumentaron un 4,8%) y 13,9 millones a los del aeropuerto de Luton, donde aumentaron un 9,5%. 

Los aeropuertos donde se ha registrado un mayor número de viajeros han sido, una vez más, el Adolfo Suárez Madrid-Barajas con 46,6 millones de pasajeros (+6,9%), Barcelona-El Prat con 40,7 millones de pasajeros (+5,2%) y Palma de Mallorca (24,8 millones de pasajeros (+3,1%). 

Perspectivas para 2020

Ahora, con los resultados encima de la mesa, Aena mira al 2020 con optimismo. Y es que el gestor aeroportuario espera un aumento del tráfico de cara al próximo año del 1,1% para los aeropuertos de España, informó la empresa a la CNMV. 

Esta declaración tiene carácter prospectivo y está sujeta a supuestos, riesgos e incertidumbres, de forma que los resultados reales podrían diferir de los contenidos . 

Estas previsiones podrían verse alteradas, tal y como ocurrió con las de 2019, que estimaban inicialmente un crecimiento del 2%, que a lo largo del año se revisó al alza hasta el 3,7%.