Boeing no consigue despertar de la pesadilla del 737 MAX. El modelo de avión que sufrió dos accidentes mortales a finales de 2018 y principios de 2019. El fabricante de aviones estadounidense ha anunciado unos escuetos beneficios de 374 millones de dólares hasta septiembre frente a los 7.812 millones que cosechó en el mismo periodo de 2018. Un descenso del 94,7% ocasionado por la parálisis de la familia MAX.

Noticias relacionadas

Durante el tercer trimestre de 2019, Boeing consiguió unos ingresos de 19.980 millones de dólares frente a los 25.146 millones de euros del pasado ejercicio, que refleja la disminución en las entregas del 737 MAX que ha sido compensada parcialmente con un mayor volumen en las divisiones de defensa y servicios. 

En lo que respecta a los planes para que este modelo vuelva a volar, Boeing ha declarado que está "desarrollando actualizaciones de software y de la formación para el 737 MAX, y sigue colaborando con la Administración Federal de Aviación (FAA) y con las autoridades de aviación civil de todo el mundo para completar los pasos restantes para conseguir la certificación y la preparación para la vuelta al servicio de ese modelo de avión". Dichas autoridades regulatorias determinarán el calendario y las condiciones de la vuelta al servicio del avión en cada jurisdicción correspondiente.

Volverá a volar en antes de 2020

A los efectos de los resultados del tercer trimestre, la compañía ha calculado que la aprobación regulatoria de la vuelta al servicio del 737 MAX comenzará en el cuarto trimestre de 2019 y que, en consecuencia, se aumentará gradualmente el ritmo de fabricación del 737 desde 42 unidades al mes hasta 57 para finales de 2020.

"Nuestra máxima prioridad sigue siendo la vuelta al servicio de forma segura del 737 MAX, y estamos avanzando con paso firme en ese sentido", declaró Dennis Muilenburg, Presidente y CEO de Boeing. "También hemos tomado medidas para mejorar aún más el enfoque de la compañía en la seguridad de productos y servicios, y seguimos centrados en cumplir los compromisos con nuestros clientes y en captar nuevas oportunidades con nuestros valores de seguridad, calidad e integridad siempre por bandera".

La cartera total de pedidos de la compañía sumaba 470.000 millones de dólares al cierre del trimestre, e incluye 16.000 millones de dólares de contratación nueva en el trimestre.