Cellnex ha vuelto a dar un golpe sobre la mesa tras anunciar la compra de la división de telecomunicaciones del grupo Arqiva en Reino Unido por 2.240 millones de euros, lo que le supone sumar 8.300 emplazamientos en el mercado británico y consolidarse como un operador panaeuropeo.

Noticias relacionadas

Esta compra es parte del ambicioso plan de expansión de Cellnex, que está aprovechando como nadie la crisis que vive el sector telco en Europa y los planes de desinversión en activos físicos de las compañías más importantes. Un plan que en España les ha puesto tras el rastro de la venta de torres de dos importantes actores como Vodafone y Telefónica, que han anunciado recientemente desinversiones en activos de este tipo.

De momento, según ha confirmado EL ESPAÑOL, el interés de Cellnex existe, aunque las partes prefieren ser cautas y no confirmar negociaciones en marcha. Estamos hablando de operaciones que tardan meses en madurar y que dependen de muchos factores, no solo del económico. Unas fórmulas de colaboración que van desde la adquisición de torres, pero que no descartan gestión de emplazamientos sin necesidad de cambiar de propietario.

En el mercado ven lógico un movimiento de este calado, no por la totalidad de las torres que Vodafone (51.700 emplazamientos) y Telefónica (otras 50.000 puestas a la venta) tienen en todo el mundo, pero sí por una parte de estos activos centralizados en España, donde la tendencia a compartir torres y realizar sinergias se ha intensificado en los últimos meses.

De TowerCo a Telxius

Unos movimientos orientados a gestionar activos y no ser un partner minoritario. "No tenemos ansiedad por ejecutar proyectos de compraventa. En 2018 no encontramos proyectos y en 2019 seguimos proactivos en la búsqueda de oportunidades. Estamos hablando de oportunidades que encajan en la estrategia de buscar un operador industrial a largo plazo con nuestros clientes. No somos un fondo de inversión, no estamos de paso. Hemos venido aquí para quedarnos" dijo el CEO de la compañía Tobías Martínez en mayo con motivo de su Junta de Accionistas.

Lo cierto es que las fuentes consultadas indican que Cellnex no se cierra a nada y que estudian todas las oportunidades, incluidas las formas de crecer en España. Del otro lado, en Vodafone, Telefónica e incluso en Orange han manifestado su interés firme por vender torres, pero no a cualquier precio y siempre buscando sinergias y crear valor para sus respectivas compañías.

En julio Vodafone creó TowerCo, una nueva compañía que agrupará toda su infraestructura de torres en Europa, un total de 61.700 emplazamientos en diez mercados. La nueva compañía estará operativa en mayo de 2020 y buscará diferentes opciones para monetizarla en un plazo de 18 meses. Esto significa valorar su salida a bolsa o la venta de una participación mayoritaria o minoritaria, global o por países.

En septiembre de este año Telefónica anunció la venta de 50.000 torres fuera de Telxius, poco menos de la mitad de los 130.000 que tiene la operadora en todo el mundo. Una operación que según la operadora podría generar un OIBDA estimado de unos 360 millones de euros. Telefónica creó en 2016 Texius esta filial que actualmente tiene 17.000 torres y en febrero de 2017 vendió a KKR el 40%, por un total de 1.275 millones de euros. En el mercado se cree que la valoración de Telxius superaría los 15.000 millones.

Orange también se suma

Hace un par de semanas, Orange también abrió la puerta a vender sus torres y su red fija. Su propio CEO Stéphane Richard indicó en la Conferencia Anual Communacopia celebrada en Nueva York, que están dispuestos a monetizar ciertos activos fijos. Aunque estamos en una etapa mucho más preliminar que las eventuales ventas de Telefónica y Vodafone.

Frente a esta declaración de intenciones Cellnex sigue el camino totalmente opuesto. Este martes anunciaron la compra de 8.300 emplazamientos en Reino Unido por 2.242 millones, con lo que consolida su presencia en el país. De esta manera, ya son 53.000 emplazamientos en toda Europa liderando mercados como Italia, Francia, España, Holanda, Irlanda y Suiza, además de ahora Reino Unido.

Para abordar la operación, Cellnex realizará una nueva ampliación de capital por valor de 2.499 millones. La compañía prevé que la financiación de la operación se producirá mediante la combinación de un crédito sindicado por 2.000 millones de libras y la liquidez disponible.

Disparada en bolsa

En mayo, Cellnex anunció la mayor operación corporativa de su historia tras adquirir 10.700 torres en Francia, Italia y Suiza por importe de 2.700 millones de euros. Una operación alcanzada tras alcanzar acuerdos con los operadores Iliad Francia, Iliad Italia y Salt (Suiza).

Los acuerdos con estos tres operadores también prevén el despliegue, entre 2020 y 2027, de hasta 2.500 nuevos emplazamientos en Francia, hasta 1.000 nuevos emplazamientos en Italia y hasta 500 en Suiza, con una inversión estimada de 1.350 millones de euros. En conjunto, para la compra de los 10.700 emplazamientos y el despliegue gradual de otros nuevos en estos tres países, la inversión de Cellnex superará los 4.000 millones de euros.

Y es que el negocio de gestión de torres está en alza. Mientras la cotización de las telecos en todo el continente se hunde, Cellnex cotiza en máximos históricos. La operadora cerró el martes su cotización en los 38,91 euros, más del doble de los 14,36 euros con los que se estrenó en el parque hace solo cuatro años. Cellnex vale en estos momentos en bolsa más de 11.620 millones de euros, un récord para una compañía de su sector.