Tras meses de espera, BBVA iba a acudir mañana, jueves, como persona jurídica a prestar declaración en la Audiencia Nacional por el 'caso Villarejo'. Sin embargo, el juez Manuel García-Castellón ha decidido retrasar esa citación por segunda vez en poco más de un mes, según confirman a EL ESPAÑOL fuentes jurídicas.

Noticias relacionadas

El banco iba a estar representado en esa citación por el director de sus servicios jurídicos, Adolfo Fraguas. La entidad está imputada como investigada por los presuntos delitos de cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios. 

Con esta imputación, la Audiencia Nacional -que mantiene la causa bajo secreto de sumario- ha impedido a BBVA personarse como perjudicado por el 'caso Tándem', tras las revelaciones de que contrató los servicios de Cenyt, la empresa de detectives del excomisario Villarejo.

Por la Audiencia Nacional ya han pasado varios imputados por este caso que investiga el juez García-Castellón. Pero el testimonio más interesante ha sido el del expresidente de DCN, Antonio Béjar, imputado por su anterior etapa al frente del departamento de Riesgos de BBVA. De los exdirectivos citados por el juez, Béjar fue el único que accedió a responder a las preguntas del magistrado. De hecho, este miércoles, Béjar ha acudido a declarar, una vez más, a la Audiencia y habría aportado nuevos datos a la causa.

Otros imputados en esta investigación se han acogido a su derecho a no declarar. Es el caso del que fuera número dos de FG, Ángel Cano, o del ex director de Seguridad del grupo, Julio Corrochano se acogieron a su derecho a no declarar. Este último es el único que permanece en libertad bajo fianza de 300.000 euros por las sospechas de que hubiera cometido los supuestos delitos de cohecho activo y descubrimiento de secretos por contratar a Cenyt.

Pese a que hasta este miércoles no se ha confirmado el retraso de esta citación, se había especulado hace semanas con esta posibilidad. Era esperado que antes de que el banco acudiera a la Audiencia Nacional, el juez levantara el secreto de la causa para allanar el camino del interrogatorio.

No está claro si la decisión de retrasar la declaración del banco se debe a este hecho o a información nueva aportada por Béjar a la causa.