Después de varios meses con el cartel de ‘se vende’, los activos inmobiliarios que El Corte Inglés había puesto en el mercado pueden tener un destino diferente. La compañía revisará todo el porfolio de la operación Green para “aprovechar así todas las ventajas del mercado”.

Noticias relacionadas

Será una de las funciones de la nueva unidad de negocio creada por los grandes almacenes con el nombre de El Corte Inglés Real Estate. Así, según fuentes de la compañía, se estudiará la situación de cada uno de los 95 inmuebles “no estratégicos” para decidir si es mejor la venta, una reforma para un posterior alquiler o alguna otra salida. Según las mismas fuentes, algunos de esos inmuebles ya se han vendido.

De hecho, El Corte Inglés aseguraba este miércoles que había recibido “numerosas ofertas de interés” en los últimos meses. Pero no han sido suficientes para la compañía que ha elegido que la operación de venta forme parte de la nueva unidad inmobiliaria para “aportar mayor valor añadido y rentabilidad a cada uno de los inmuebles”.

Fue en marzo de este año cuando El Corte Inglés puso a la venta 95 activos en Madrid, Barcelona, Málaga y Sevilla por los que esperaba ingresar 1.000 millones de euros. Al frente del proceso de venta estaba el responsable inmobiliario de la compañía, Javier Catena, que llegó a los grandes almacenes en marzo procedente de Testa con la misión de reordenar el patrimonio de los grandes almacenes.

Ahora la responsabilidad de Catena es todavía mayor. Ha sido designado primer ejecutivo de la unidad inmobiliaria de El Corte Inglés. Bajo su gestión quedan ordenadas las divisiones de Obras y Construcciones, Explotación y Gestión de Activos Inmobiliarios y El Corte Inglés Empresas.

Ventas en Cataluña y Andalucía

En los últimos meses, El Corte Inglés ha conseguido vender tres de sus centros comerciales. Sin embargo, se trataban de inmuebles fuera del porfolio de 95 valorado en entre 1.500 y 2.000 millones de euros y que incluyen 14 centros comerciales, 16 parcelas y 65 activos varios. En total, más de 1,2 millones de metros cuadrados.

Por un parte, en julio puso el cartel de ‘vendido’ en el centro de la plaza Francesc Macià de Barcelona. AM Gestió pagó 152 millones de euros y convertirá el inmueble en oficinas y tiendas. "Queremos abrir el edificio al barrio y que genere aún más valor” afirmaron desde el family office en su momento.

En segundo lugar, Castellana Properties se hizo con los centros de Los Arcos en Sevilla y de Bahía Sur en Cádiz por 36,8 millones de euros. La venta tuvo lugar en mayo y ambos inmuebles pasaron a ser propiedad de la socimi en septiembre.

Reducir la deuda

El objetivo de El Corte Inglés con la venta de inmuebles es el de reducir su deuda. Según datos de la compañía, en el último año esta se redujo en 467 millones de euros, hasta los 3.367 millones.

A la vez, su cifra de negocio creció un 1,1% hasta los 15.783 millones de euros. El beneficio se elevó en el último ejercicio -de marzo de 2018 a febrero de 2019- hasta los 258,2 millones, una cifra un 27,7% superior a la del curso anterior.