El Gobierno ha cumplido con su palabra y ha echado mano para paliar las consecuencias de la quiebra de Thomas Cook.

Noticias relacionadas

Ha aprobado una batería de 13 medidas, con un valor de 300 millones de euros, que incluyen más promoción de destinos, una línea de créditos de hasta 200 millones y, como había anunciado EL ESPAÑOL, una rebaja de las tasas aeroportuarias

La reducción de las tarifas, según ha anunciado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, tras la reunión interministerial celebrada este jueves en el ministerio, se aplicará tanto a las de ruta como a las de pasajero

Empecemos por las segundas. El consejo ejecutivo de Aena ha aprobado la creación de un incentivo comercial a las aerolíneas que programen asientos adicionales a los previstos el 31 de agosto en Canarias y Baleares.

Este incentivo, que se implantará en los aeropuertos de los dos archipiélagos durante la temporada de invierno 2019-2020 para las rutas comerciales internacionales, consiste en la exoneración las tarifas de los pasajeros. Con ello, Maroto calcula que el coste para las aerolíneas se reducirá en un 38%

En cuanto a las otras, se ha aprobado una reducción de hasta el 12% de las tarifas de ruta de Enaire a partir de enero de 2020.

Préstamos de 200 millones

Otra de las medidas aprobadas consiste en una línea de préstamos de 200 millones de euros para las pymes y los autónomos afectados por la quiebra del touroperador británico, sobre la cual se darán a conocer los detalles en los próximos días. 

Además, el gobierno también aumentará las bonificaciones a la seguridad social en contratos de fijos discontinuos de hasta un 50% en los meses de octubre y diciembre. Antes, esto se aplicaba a los meses de enero, marzo y noviembre. 

Campañas de promoción

Y hay más medidas. La comisión interministerial también ha decidido reforzar la promoción de los destinos para atraer a más compañías aéreas y retener a las que ya operan en el archipiélago, además de desarrollar medidas para consolidar la oferta turística durante la temporada de invierno en Canarias y Baleares.

Esta campaña promocional también incluye a todo España como destino turístico. El objetivo de esto, según el ministerio, es estimular la demanda de mercados alternativos al británico y fidelizar el turismo en las regiones más afectadas por la quiebra del touroperador británico. 

La otra medida de promoción que se llevará a cabo consiste en el refuerzo de la Red de Destinos Turísticos Ingeligentes para mejorar la estrategia turística de estos destinos. 

Información

El resto de medidas son de carácter informativo. Asimismo, se pondrá a disposición de las pymes y los autónomos información sobre los procedimientos disponibles en caso de aplazamiento, moratoria o diferimiento de las cuotas. También para asesorar sobre los procedimientos disponibles para aplazar el pago de determinados impuestos. 

Además, en coordinación con las comunidades autónomas, se coordinará una serie de medidas de apoyo e información para las empresa afectadas y se analizará las actuales políticas activas de empleo para reorientarlas. El objetivo de ello es facilitar y acelerar la recolocación de los afectados. 

Canarias y Baleares

El foco de este plan de choque está en Canarias y Baleares, las dos regiones más afectadas por la quiebra de Thomas Cook. 

Estas dos son las comunidades autónomas que más medidas urgentes habían solicitado. Principalmente Canarias, que ha iniciado su temporada alta esta semana. 

Ya hace semanas, en la reunión que la ministra mantuvo con los consejeros de turismo de Canarias, Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía, y presidentes de distintas patronales a finales de septiembre, la consejera de turismo de Canarias, Yaiza Castilla había solicitado urgentemente medidas que favoreciesen la conectividad con el archipiélago. 

Una conectividad que se podrá fomentar gracias al paquete de medidas aprobado por el gobierno, el cual se tramitará a través de un Real Decreto que se llevará al consejo de ministros el 11 de octubre.