Empieza la cuenta atrás para que Estados Unidos imponga aranceles a productos europeos por un valor de 7.500 millones de dólares. Unos gravámenes que sufrirán especialmente España, Reino Unido, Alemania y Francia.

Noticias relacionadas

Para nuestro país, los productos que sufrirán estas tasas impositivas son el queso fresco, las aceitunas, el aceite de oliva, el vino y también los productos de origen porcino. Será el próximo 18 de octubre cuando empezará su imposición, según explicó este miércoles el jefe de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer.

Las exportaciones de vino de España sumaron 252 millones de euros en el último ejercicio y en el caso del aceite, nuestro país es el principal proveedor de los estadounidenses, solo por detrás de Italia. En total, según la Cadena Ser, se ven penalizadas 750 millones de exportaciones.

Estos productos tendrán un arancel del 25% por tener origen agrícola, pero entre los productos afectados también se encuentran aeronaves civiles que Europa exporta a Estados Unidos, en este caso, serán del 10%.

Fallo a favor de EEUU

Las sanciones comerciales llegan después de que la Organización Mundial del Comercio haya fallado de forma favorable a la solicitud de los Estados Unidos de imponer una serie de aranceles en compensación a las ayudas europeas recibidas por Airbus. La decisión otorga al gobierno de Donald Trump el derecho de recaudar esta cantidad contra las importaciones de bienes europeos. 

Los negociadores europeos presentaron el pasado julio un plan al Gobierno estadounidense para acotar las subvenciones a los gigantes aeronáuticos que cubriría no sólo a Airbus y Boeing sino también a los fabricantes emergentes en China y Rusia. Pero en Washington no han mostrado ningún interés por esta iniciativa.

"Nuestra disposición para encontrar un acuerdo justo no ha cambiado. Pero si Estados Unidos decide imponer las represalias autorizadas por la OMC, estará empujando a la UE a una situación en la que no tendremos otra alternativa que hacer lo mismo", ha dicho Malmström. De momento, Bruselas ya ha elaborado una lista de productos norteamericanos por valor de 20.000 millones de euros a los que podría imponer aranceles punitivos cuando se lo autorice la OMC como castigo por las subvenciones de EEUU a Boeing.