Naturgy empezará a aplicar a partir de este lunes una suspensión temporal de la obligación de trabajar a 200 trabajadores de Nedgia, su filial de distribución, una medida que se enmarca en el conflicto abierto entre la multinacional y la CNMC.

Noticias relacionadas

Fuentes de Naturgy han precisado a Efe que el colectivo afectado por esta suspensión de la obligación de trabajar será en total de unas 300 personas, pero que se ha acordado con la mayoría de los sindicatos que se aplique de forma rotatoria, de forma que haya siempre 100 personas en oficinas y que las otras 200 permanezcan en sus hogares.

A mediados de septiembre, Naturgy planteó a los sindicatos una suspensión temporal de la obligación de trabajar para unos 300 empleados de Nedgia, su filial de distribución, cuya plantilla es de un millar de personas, hasta conocer la propuesta definitiva de retribución a las redes de distribución de gas planteada por la CNMC, el regulador energético.

Este martes se cerró la mesa de negociación con los trabajadores, y se pactó que esta medida, con la cual ninguno de los afectados pierde salario fijo ni cotización a la Seguridad Social, estará vigente hasta el 1 de enero de 2020.

De esta forma, Naturgy opta de entrada por evitar medidas más drásticas a la espera de ver qué impacto tiene sobre su negocio la circular definitiva de la CNMC.

"Suspensión de la obligación de trabajar"

La medida que se empezará a pactar el lunes no es un ERE ni un ERTE, sino una suspensión de la obligación de trabajar para estas 300 personas, buena parte de las cuales son del área comercial y en menor medida de las unidades relacionadas con la actividad de captación de nuevos puntos de suministro.

La CNMC ha planteado en sus proyectos de circulares para la retribución de las actividades de distribución y transporte de electricidad y gas recortes que van de media desde el 7% al 21,8%, en función de cada actividad, una medida que ha puesto en pie de guerra especialmente al sector del gas.