Turistas afectados por la quiebra de Thomas Cook.

Turistas afectados por la quiebra de Thomas Cook.

Empresas

Alerta roja por la caída de Thomas Cook: España puede perder cuatro millones de turistas al año

También deja sin trabajo a 2.500 personas en todo el país. 

Noticias relacionadas

La quiebra de Thomas Cook deja al turismo español en una situación difícil ya que nuestro país es el principal destino de sus clientes. Tanto es así que, desplaza a cuatro millones de turistas a España cada año y da trabajo a 2.500 personas en todo el país.

El destino preferente es Canarias. Hoy mismo hay entre 25.000 y 30.000 clientes de Thomas Cook en el archipiélago, ha declarado a la cadena Ser José María Mañaricua, presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas.

Solo para esta semana, la empresa tenía previsto 159 operaciones, según Aena. En concreto, esperaba operar 53 vuelos con más de 11.300 plazas en el aeropuerto de Tenerife Sur, 58 en el de Lanzarote, donde había comercializado más de 6.500 plazas, y 30 vuelos a Fuerteventura, en los que disponía más de 6.800 asientos.

Además, otros 3.100 clientes habían comprado billetes para viajar en uno de los 16 vuelos que la empresa tenía previsto operar esta semana con el aeropuerto de Palma, mientras que otros iban a volar a y desde Gran Canaria. 

La quiebra de Thomas Cook deja a 600.000 turistas atrapados.

De esta forma, autoridades nacionales y canarias, hoteleros y sindicatos alertan de las graves consecuencias que tendrá la bancarrota de la compañía. En concreto, el presidente de la Confederación de Agencias de Viajes de España, Rafael Gallego, ha declarado que este "será el mayor golpe que jamás ha sufrido el turismo en las islas en toda su historia". 

Una situación que se da en el peor momento que vive el archipiélago, donde la llegada de turistas cayó un 5,06% en julio, detalla el Instituto Canario de Estadística. 

El grupo cuenta con 50 hoteles de su franquicia en nuestro país, con una capacidad de 11.500 habitaciones, la mayor de todos sus destinos turísticos, según la empresa, y había llevado a cabo una inversión de 45 millones de euros en estos hoteles con el objetivo de prescindir en lo posible de cadenas asociadas. 

El año pasado, el grupo abrió una nueva oficina en Palma que alberga a unas 650 personas en sus divisiones de finanzas, destinos y hoteles

Daños en Baleares

La quiebra del touroperador británico también afecta a Baleares, donde tenía programados para este lunes 24 vuelos de conexión entre aeropuertos del Reino Unido y los de Palma y Menorca, informan fuentes de Aena. 

En concreto, en Mallorca se han anulado 10 despegues y aterrizajes del touroperador y en Menorca 14, lo que supone la cancelación de alrededor de 4.000 plazas.

Muchos de los viajeros que tenían contratados vuelos con Thomas Cook están siendo ubicados en otros vuelos con destino Reino Unido. 

Además, la quiebra de Thomas Cook provoca daños en el empleo del archipiélago ya que deja sin trabajo a más de 1.000 personas, según cifra Preferente. La mayoría de ellas trabajan en la sede que abrió la empresa en febrero de 2018 para dar cabida a la expansión de sus operaciones. 

Actuación del gobierno

La quiebra de Thomas Cook ha dejado tirados a 600.000 clientes en distintos países, de los cuales 150.000 son británicos.

Lo que se desconoce, de momento, es el número de afectados españoles. La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, ha asegurado que en estos momentos tratan de cuantificarlo y convocará en breve a las comunidades autónomas afectadas a una reunión de coordinación para "analizar el problema" y crear una "hoja de ruta" para dar soluciones.

Aun así, la ministra en funciones ha manifestado que el gobierno británico está activando un plan de contingencia que repatriará a los españoles afectados por la suspensión de pagos y el cese de las operaciones decretadas por el grupo. De esta forma, ha pedido "tranquilidad" a todos los turistas afectados. 

Las cifras de Thomas Cook

El principal grupo turístico británico emplea a 22.000 personas y ha quebrado tras no poder asegurar los 227 millones de euros que necesitaba como fondos extra para poder garantizar su supervivencia.

La empresa, que opera en 16 países y cuenta con 105 aviones y 200 hoteles, había previsto sellar esta semana un paquete de rescate con el conglomerado chino Fosun, su principal accionista, de alrededor de 1.023 millones de euros, un paquete que fue retrasado por la exigencia de los bancos de contar con nuevas reservas de cara al invierno, algo que la firma no ha sido capaz de lograr.

En el primer semestre del ejercicio, finalizado el 31 de marzo, el grupo británico registró unas pérdidas netas de 1.800 millones de euros, multiplicando por más de seis veces los 'números rojos' de 283 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior. 

De esta forma, ha informado la Autoridad de Aviación Civil (CAA), "todas las reservas del Grupo Thomas Cook, que incluyen los vuelos y las vacaciones, han sido cancelados.