Las principales entidades financieras españolas han reclamado este miércoles estabilidad y la formación de un Gobierno estable "cuanto antes" para acometer reformas, tras el anuncio de repetición de elecciones generales el próximo 10 de noviembre, ya que la incertidumbre "no es buena".

Noticias relacionadas

Así lo han señalado los consejeros delegados de las principales entidades durante su intervención en el 'II Foro Banca. El sector bancario ante el reto de la digitalización', organizado por El Economista, después de que el Rey comunicase ayer que no hay apoyos suficientes para proponer candidato y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, confirmase la repetición de comicios el 10 de noviembre.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha dicho ver "deseable" que de la repetición electoral salga "un Gobierno estable, con capacidad de gobernar y hacer las reformas que necesita la economía española".

"Eso es lo que queremos todos, lo que quiere en general la sociedad", ha remarcado Sevilla, quien ha pedido que se constituya un nuevo gobierno "en el plazo más breve posible".

Asimismo, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha afirmado que "la incertidumbre no es buena" y que se vive en un contexto de "grandes incertidumbres" desde hace "bastante tiempo" por distintos motivos, no solo por la formación de gobiernos.

En todo caso, ha pedido que "lo que no ha sido posible, sea posible rápidamente después del 10 de noviembre", de forma que se constituya un Gobierno con prontitud tras los nuevos comicios. "Las empresas y familias seguiremos esperando cada uno en nuestro foro, con ciertas incógnitas, pero es ley de vida", ha añadido.

De su lado, el consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha constatado también que "parece" que España se dirige a unas nuevas elecciones generales y ha coincidido en que "cuanto antes haya gobierno, mejor".

Consecuencias del 'brexit'

Por otra parte, sobre el brexit, el consejero delegado de Sabadell, Jaime Guardiola, ha indicado que la economía inglesa lleva ya un tiempo ralentizándose, si bien ha abogado por esperar a conocer los términos de la salida del Reino Unido de la UE, aunque cree que tendrá efectos en España en sectores como el automovilístico o el turístico.

En esta línea, Álvarez (Santander) ve un "cierto consenso" en que el efecto de incertidumbre derivado del brexit generará "cierta ralentización" en las perspectivas económicas, algo más intensas en el Reino Unido, y afectará con mayor intensidad a los negocios de las entidades en el país anglosajón que en los localizados en el resto de Europa.

A su juicio, el brexit puede forzar a la banca mayorista a mover ciertas actividades "no muy masivas en número de personas", así como a disminuir sucursales en Londres, y aunque confía en que algunas entidades se trasladaden al 'hub' de Madrid, ha reconocido que "no es de gran alcance para nuestro modelo de negocio".