Un fallo global en la web de Ryanair ha provocado largas colas y retrasos en varios vuelos de la aerolínea low cost este sábado. Los usuarios que habían reservado un vuelo y trataban de hacer su check-in online han experimentado problemas para registrarse.

Noticias relacionadas

La caída en el sistema de la web de la compañía irlandesa ha ocasionado escenas de caos y confusión en varios aeropuertos, como el de Stansted (Londres), Ciampino (Roma) o Málaga. Los usuarios utilizaban las redes sociales para expresar su malestar, tachando a la aerolínea de “irresponsable”, dado que varios vuelos han despegado sin todos los viajeros.

Asimismo, algunos clientes denuncian que Ryanair está obligándoles a pagar más de 50 euros por hacer el check-in en el mostrador de facturación.

"¿Por qué se permite volar a un avión cuando el sistema de check-in está caído y los pasajeros están atrapados en la terminal?", se preguntaba un usuario. Otro, desde Roma, decía que los mostradores no daban abasto. 

La interrupción del servicio ha afectado a los mostradores de facturación de aeropuertos en toda Europa.

La empresa ha enviado un comunicado en el que explica que han sufrido “un breve fallo en el sistema durante 30 minutos que originó algunos breves retrasos en el servicio de facturación del aeropuerto y en el embarque. El sistema se restableció a los 30 minutos y los vuelos volvieron a funcionar normalmente durante todo el día. Pedimos disculpas por cualquier inconveniente causado.”