Rodrigo Rato, expresidente de Bankia.

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia. EFE

Empresas JUICIO BANKIA

De la ineficacia de MAFO al dolo de Rato: la salida a Bolsa de Bankia la sigue pagando el Estado

La Fiscalía y el Frob señalan a Rato como gran responsable, mientras el Estado eleva su peso en Bankia por las sentencias de la salida a Bolsa.

Noticias relacionadas

Con el juicio por la salida a Bolsa de Bankia a poco más de una semana de quedar visto para sentencia, el Estado (a través del FROB) ha aflorado en los registros de la CNMV un aumento de su participación en Bankia del 0,8% como consecuencia de aquella operación que se produjo hace más de ocho años.

La noticia saltaba mientras la abogada del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) recogía el guante de la Fiscalía Anticorrupción en la sala de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) para recordar que las indemnizaciones de ese toque de campana las ha pagado el Estado y señalar a Rodrigo Rato como máximo responsable de esa presunta "estafa".

La letrada recordó que fue el FROB el que tuvo que abonar las indemnizaciones para esos ahorradores tras su inyección de 22.440 millones de euros para el rescate de Bankia.

El FROB ha tenido que asumir en indemnizaciones el pago de más de 1.800 millones de euros. Esa cuantía va en aumento, ahora por medio de un incremento de la participación por la devolución de títulos. Así, el Estado es propietario ya del 62% de Bankia en un momento en el que su acción, al igual que el resto del sector, sufre en los mercados y cotiza a 1,75 euros.

Ese aumento de la participación se ha producido, precisamente, debido a ejecuciones de sentencias condenatorias por aquel toque de campana de julio de 2011. Sentencias y acuerdos extrajudiciales por los que los afectados han podido devolver sus acciones a cambio de ser indemnizados.

Fallaron los supervisores

En el último día de exposición de conclusiones finales, Anticorrupción volvió a poner en el punto de mira el funcionamiento de dos instituciones clave para los mercados financieros y los ahorradores en aquella operación: la CNMV y el Banco de España.

Pese a que ninguno de los organismos está sentado en el banquillo de los acusados, la fiscal, Carmen Launa, apuntó este lunes a los "defectos de actuación" en los que ambos incurrieron en la salida a Bolsa de Bankia en el verano de 2011 sin que esos fallos administrativos supusieran la comisión de un delito.

"Quizás el supervisor hubiera tenido que requerir mayores comprobaciones y estudios" de la información que recibía de la entidad financiera, afirmó Launa. Sin embargo, añadió, esas deficiencias de sus actuaciones no exoneran a los administradores de Bankia de la responsabilidad de aquella operación que dejó atrapados a centenares de miles de ahorradores españoles.

Una salida a Bolsa que, según Launa, "no fue un error empresarial" sino "una de las mayores estafas que hemos conocido" tanto por su cuantía, como por el número de afectados, como por sus repercusiones en la economía española.

La fiscal, Carmen Launa, en el juicio de Bankia.

La fiscal, Carmen Launa, en el juicio de Bankia.

Y una operación,añadió, que se asentó en las mismas cuentas falseadas con las que se produjo el canje de preferentes por acciones que fue condenado por el Tribunal Supremo el pasado julio.

Unas cuentas que reflejaban "una imagen ficticia de Bankia" al ocultar, según Launa, más de 5.000 millones de euros en deterioros. Y unas cuentas que, además, fueron publicitadas, provocando un "daño" patrimonial a quienes recibieron "una información viciada" y decidieron invertir en Bankia.

Launa acusa principalmente de esos delitos al ex presidente de la entidad, Rodrigo Rato -para quien pide ocho años y medio de cárcel-. Pero también considera como uno de los grandes responsables al exvicepresidente de Bankia, José Luis Olivas, y el exconsejero delegado de Bankia, José Manuel Fernández Norniella, que se enfrentan a cinco y seis años de prisión respectivamente.

Otros de los acusados son los exdirectivos Ildefonso Sánchez Barcoj, Miguel Ángel Soria, Francisco Verdú, Sergio Durá, Ángel Acebes (exministro del Interior y exconsejero del grupo con presencia en la comisión de auditoría) y el socio de Deloitte, Francisco Celma.

La 'nueva' Bankia

El relato de la fiscal no concluyó en mayo de 2012, cuando el Estado tuvo que intervenir la entidad. Launa fue más allá para explicar los motivos por los cuales solicita la absolución penal de Bankia y BFA como personas jurídicas.

La Fiscalía considera que la llegada a la presidencia de Bankia de José Ignacio Goirigolzarri de la mano del FROB abrió una nueva etapa en la que "invitó a todos los miembros del consejo de administración a dimitir" y modificó a todo el equipo gestor.

"Los nuevos gestores han acreditado una cultura ética y empresarial que les lleva a ser exonerados. Bankia y el FROB promovieron en mayo de 2012 un completo cambio de gobierno corporativo", afirmó Launa.

Durá permanece

No obstante, Anticorrupción no recaló en que Sergio Durá, actual interventor de Bankia, acusado en el juicio, sigue en la dirección del banco.

Con el fin de la exposición de Launa, la recta final del juicio por la salida a Bolsa de Bankia se acelerará. El objetivo de la juez, Ángeles Murillo, es que quede visto para sentencia el próximo 18 de septiembre, más de ocho años después de aquella salida a Bolsa por la que ya han sido indemnizados la mayoría de los afectados.

Este martes continuarán la presentación de las conclusiones finales del resto de acusaciones y particulares, para después dar paso a las defensas y abandonar la sala de la Audiencia Nacional de San Fernándo de Henares la próxima semana.