A.C. Agencias

A poco más de 48 horas para que se celebre la Diada en Cataluña, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha acudido a Barcelona para intentar tender puentes entre el empresariado catalán y el madrileño

Noticias relacionadas

En un desayuno informativo al que han acudido la mayor parte de los empresarios que trabajan en Cataluña, la presidenta regional madrileña ha criticado a todos aquellos patronos que han abrazado el independentismo porque "han hundido Cataluña". "Unirse a los independentistas es el peor error que han cometido", ha señalado. 

Díaz Ayuso ha insistido en que "las empresas no pueden vivir de subvenciones ni favores, ni mucho menos de consignas políticas contrarias a la razón". Todo un dardo a aquellas empresas que, en algún momento, han coqueteado con el independentismo. 

Plataforma común

Para paliar los efectos nocivos de esas alianzas político-empresariales, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha propuesto la creación de una plataforma de empresas madrileñas y catalanas. ¿Objetivo? Atraer "desde la unidad y la colaboración" a las compañías del brexit que quieren abandonar el Reino Unido. 

No ha perdido ocasión para recordar ante los empresarios catalanes que en Madrid hay "estabilidad y seguridad económica y social", una contraposición a lo que está ocurriendo en la Cataluña de Quim Torra y la Barcelona de Ada Colau. 

También ha insistido en que la Comunidad de Madrid debe ser el modelo a seguir por el resto de Autonomías. "Llevamos bajando impuestos veinte años y eso ha generado empleo", ha recalcado, para recordar que su intención es hacer una nueva rebaja fiscal a los madrileños y a todas las empresas que tengan su sede social en Madrid. 

De hecho, ha animado al resto de autonomías a hacer lo propio: "lo que tienen que hacer es ser creativas y, en lugar de atacar a la iniciativa privada con más impuestos, buscar recovecos y maneras de recaudar más dinero sin tener que estar haciéndolo a costa de empresarios y contribuyentes. No tiene que haber una guerra fiscal, la niego, y animo al resto de comunidades a tomar ejemplo y que, con los impuestos autonómicos que tienen el mismo régimen fiscal que Madrid, hagan lo propio", ha sentenciado.