El Banco Popular podría haber ganado tiempo si hubiera cumplido con el plan de resolución que estaba previsto por las autoridades europeas. Según se desprende de los últimos documentos publicados por la Junta Única de Resolución, JUR, una venta urgente de varias de sus filiales le hubiera permitido aumentar el capital lo que, unido a una inyección de liquidez de emergencia por el Banco Central Europeo, hubiera dado ese balón de oxígeno.

Noticias relacionadas

La JUR se ha visto obligada a dar nuevos detalles sobre el Plan de Resolución del Popular elaborado en 2016 tras los recursos de las defensas de los accionistas afectados. En concreto, tras un recurso del bufete de B. Cremades. En ese documento se contempla cómo la entidad podría haber conseguido incrementar el capital en 2,57 puntos de CET1.

Para conseguir el objetivo, explican algunas de las defensas, podría haber vendido el Banco Pastor (0,53%), el 100% de Total Bank (0,39%), también 100% de Popular en Portugal (0,35%), todo el negocio de Allianz Popular (0,76%), el 60% de Eurovida Portugal y el 100% de Popular Seguros (0,05%) y WiZink (0,49%).

Según las valoraciones de algunos de los recursos presentados por esas mismas defensas, y a los que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, reflejan que se podrían haber logrado hasta 3.200 millones de euros en generación de capital. Es decir, cerca de 499 puntos básicos. Unas estimaciones algo superiores a las que estima la propia JUR.

En concreto, según las estimaciones de los peritos de las defensas, Wizink podría haber alcanzado un precio de 845 millones de euros. Aliseda, la filial inmobiliaria, hubiera aportado 486 millones, mientras que por Total Bank hubiera ingresado 400 millones. Por su parte, Allianz Popular hubiera permitido lograr 102 millones, la filial portuguesa 459 millones y la participación en BX+ 252 millones.

Los propios tasadores son conscientes de que el precio de venta hipotético no hubiera podido lograrse en una venta urgente. Por tanto, calculan que WiZink se podría haber vendido por 532 millones, Aliseda por 259 millones, Total Bank 132 millones, Allianz Popular 347 millones, la filial en Portugal 184 millones y BX+ unos 34 millones.

Recuperarse en tres meses

Pero la JUR también ha reconocido que en caso de una crisis de liquidez el Popular hubiera podido recuperarse en tres meses. Una salida que, según algunos expertos, serían superiores a las que vivió la entidad en los días previos a su caída.

En concreto, y según estimaban las autoridades europeas, hubiera visto cómo los ahorradores hubieran sacado el 8% del dinero; las pymes el 12% y las corporaciones el 50%. Por su parte, las administraciones públicas el 40% y las entidades financieras el 100%.

Según el plan preparado por la JUR, la entidad hubiera podido volver a restablecer su liquidez en sólo tres meses gracias a la emisión de nuevos colaterales y acudiendo a las ayudas del Banco Central Europeo ya que ese plan cuenta con que los mercados se hubieran cerrado para el Banco Popular.

Con todo, dice el documento, “no se espera que el Popular tenga problemas de liquidez en caso de resolución” y estiman que hubieran logrado un superávit de 1.887 millones.