Volkswagen se situó en agosto como la marca más vendida en España, con 5.524 vehículos matriculados, lo que supone un descenso del 17,63% en comparación con el mismo mes del año pasado.

Noticias relacionadas

Por su parte, el Dacia Sandero repitió por segundo mes consecutivo como el modelo más demandado, con 2.620 unidades matriculadas, un 11,97% más.

Según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), por detrás de la marca alemana se posicionaron Peugeot, con 5.473 unidades comercializadas, un 3,9% menos que en el octavo mes de 2018; Seat, con 4.817 unidades, un 25,6% menos; Toyota, con 4.665 unidades, un 13,7% menos, y Dacia, con 4.411 unidades, un 4,6% más.

La clasificación de las diez marcas más demandas en España en agosto la completaron Renault, con 4.263 unidades, un 55,2% menos; Opel, con un 21,9% menos; Hyundai, con 3.962 unidades, un 32,3% menos; Kia, con 3.667 unidades, un 61,2% menos, y Citroën, con 3.635 unidades, un 19,8% menos.

Dacia Sandero, el más vendido

En cuanto a los modelos más demandados en España en agosto, el Dacia Sandero volvió a ocupar por segundo mes consecutivo el primer puesto, con 2.620 unidades registradas, lo que se traduce en un aumento del 11,97% en comparación al octavo mes del curso pasado.

En segunda y tercera posición se situaron el Nissan Qashqai y el Opel Corsa, con 1.689 (-54,1%) y 1.682 (+21,97%) unidades, respectivamente.

Además, entre los diez coches más vendidos en el territorio nacional en agosto también se encontraron el Renault Clio, con 1.505 unidades, un 38,5% menos; el Volkswagen Golf, con 1.464 unidades, un 13,98% menos; el Seat León, con 1.438 unidades, un 27,96% menos; el Peugeot 3008, con 1.324 unidades, un 12,66% menos; el Mitsubishi ASX, con 1.263 unidades, un 72,78% más; el Toyota Corolla, con 1.227 unidades (sin variación), y el Renault Megáne, con 1.215 unidades, un 63,17% menos.