Una tienda de Vodafone, en una imagen de archivo.

Una tienda de Vodafone, en una imagen de archivo.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Vodafone tira del segmento de empresas para el crecimiento del 5G en España

La operadora ya comercializa cinco terminales con esta tecnología, pero en el sector se resisten a dar cifras de ventas.

Noticias relacionadas

Vodafone lanzó el 5G en quince ciudades a mediados de junio convirtiéndose en la primera operadora en desplegar estas redes en España. Dos meses después y con una gran campaña de lanzamiento, la compañía sigue su labor pedagógica para introducir la nueva tecnología en el mercado español.

De momento, los datos son pocos, aunque los fabricantes que tienen terminales en el mercado y la propia Vodafone indican que el balance es el esperado. La operadora ya ha migrado todos sus planes hacia el 5G incluyendo los clientes de prepago, los de Vodafone YU y los de Vodafone Bit.

Por tanto, todos sus clientes lo tienen incluido en sus tarifas y potencialmente podrían acceder al él. Al cierre de su primer trimestre fiscal, la compañía tenía 13,5 millones de líneas móviles, de las cuales el 84% son de contrato. Además, tiene 3,1 millones de clientes con internet de alta velocidad, 2,2 millones con paquetes convergentes.

Más de diez millones de clientes potenciales, aunque otra cosa es que tengan un terminal para poder disfrutarlo. Vodafone lanzó sus tarifas con 5G de la mano de tres terminales: el Samsung Galaxy S10 5G, el LG V50 ThinQ 5G y el Mi Mix 3 5G de Xiaomi. Semanas después y tras certificar los terminales de Huawei, incorporó incorporó el 20X de la marca china y en los próximos días también estará disponible un segundo terminal de Samsung, el Note 5G.

Los fabricantes esperan a Movistar y Orange

¿Cifras? Los fabricantes se niegan a dar datos de terminales 5G en el mercado español y menos de aparatos vendidos, aunque la sensación que hay en el sector es que la venta está siendo baja, y no por Vodafone, sino que porque no hay más compañías con 5G en el mercado. En Samsung, Huawei, LG y Xiaomi esperaban que Movistar y Orange movieran ficha tras conocer el anuncio de Vodafone en junio.

Por el contrario, estas dos compañías han puesto paños fríos a su futuro despliegue. Lo único que parece seguro es que Vodafone seguirá navegando en solitario, al menos este año, ya que Orange, Movistar y MásMóvil consideran que todavía no se dan las condiciones comerciales ni tecnológicas para lanzarlo. Una mala noticia para los fabricantes.

Con todo, fuentes del sector consultadas cifran en decenas de miles los terminales 5G vendidos, unos datos que, en el caso de Vodafone, están en línea de lo esperado en las proyecciones hechas por la empresa cuando se planificó el lanzamiento de la nueva tecnología.

Impulso de las tarifas ilimitadas

De hecho, en el sector indican también que en esta primera etapa el objetivo de Vodafone será centrarse en el segmento de empresas, donde será más necesario el uso temprano de 5G, que en el mercado residencial. Una situación que coincide con el crecimiento de la compañía en portabilidades en el último mes y nuevos contratos corporativos ganados como las líneas móviles de la Generalitat de Cataluña.

El crecimiento del 5G de Vodafone -y de todo el mercado en ausencia de sus competidores- también está impulsado por el lanzamiento de las tarifas de datos ilimitados a finales de abril. El 5G se caracteriza por un gran consumo de datos, que se ve facilitado por la tarifa plana de la operadora británica.

En su última presentación de resultados en España indicaron que un millón de clientes ya tienen estas tarifas dentro de su portfolio, un dato que sigue creciendo en agosto. En el último trimestre y con las ilimitables apenas lanzadas y sin el efecto del 5G, el consumo de datos de los clientes españoles de Vodafone creció un 13,5%, después de que se mantuviera estancado en la primera parte del año.