Walmar en EEUU.

Walmar en EEUU.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Walmart demanda a la filial de renovables de Tesla por siete incendios en sus tiendas

El grupo de grandes almacenes acusa a Tesla Energy de incumplir su contrato de mantenimiento de placas solares.

Noticias relacionadas

Walmart, líder de grandes almacenes en Estados Unidos, ha demandado ante el Tribunal Supremo del Estado de Nueva York a Tesla Energy Operations, la división de energías renovables de Tesla. El grupo de distribución acusa a la empresa, antes conocida como SolarCity, de "negligencia grave" e incumplimiento de contrato, después de que se incendiasen los paneles solares instalados en siete de sus tiendas.

"Esta es una acción por incumplimiento de contrato derivada de años de negligencia grave y falta de cumplimiento de los estándares de la industria por parte de Tesla con respecto de los paneles solares que Tesla diseñó, instaló y se comprometió a operar y mantener de manera segura en los techos de cientos de tiendas Walmart", recoge el documento de la demanda, informa Europa Press.

En su demanda, la cadena de distribución minorista señala que "no menos de siete tiendas de Walmart" registraron entre agosto de 2012 y noviembre de 2018 incendios a causa de los sistemas de paneles solares instalados por Tesla.

En concreto, los fuegos denunciados se localizaron en establecimientos de Walmart en las localidades de Beavercreek (Ohio), Denton (Maryland) y las californianas Indio, Yuba City, Milpitas, Lakeside y Long Beach, aunque la cadena estadounidense asegura que son más de 240 tiendas las que cuentan con sistemas fotovoltaicos instalados, operados y mantenidos por Tesla.

"Para mayo de 2018, estaba claro que Tesla había incumplido sus obligaciones contractuales", afirma Walmart, señalando que los sistemas solares adecuadamente diseñados, instalados, inspeccionados y mantenidos "no sufren combustión espontánea, por lo que los múltiples incendios que involucran a sistemas solares de Tesla es solo una señal inequívoca de negligencia por parte de esta".

Una operación estratégica

El fabricante estadounidense de automóviles eléctricos Tesla adquirió SolarCity en junio de 2016, en una operación valorada en 2.600 millones de dólares (2.343 millones de euros al cambio actual).

SolarCity había sido fundada por Lyndon Reevee, primo de Elon Musk, quien era presidente y principal accionista del que entonces era el mayor instalador de placas solares de EEUU, además de ser fundador y consejero delegado de Tesla.

En este sentido, la demanda de Walmart señala que "cuando Tesla compró SolarCity para rescatar a la empresa en crisis (cuyos ejecutivos incluían a dos de los primos del consejero delegado de Tesla, Elon Musk), Tesla no corrigió las caóticas prácticas de instalación de SolarCity ni adoptó protocolos de mantenimiento adecuados".