La tienda Ikea de Serrano.

La tienda Ikea de Serrano.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Ikea cambia su estrategia para desembarcar en Pamplona y apuesta por "nuevos formatos"

La compañía asegura que no se han cumplido sus planes de abrir una tienda, pero no descarta implantar otro modelo comercial en Navarra.

Noticias relacionadas

Ikea no abrirá su tienda en Pamplona. La compañía sueca y la sociedad pública Nasuvinsa "han decidido de mutuo acuerdo resolver el contrato de compraventa de la parcela Cordovilla" por lo que, de momento, no habrá tienda Ikea en Navarra.

Fuentes de la compañía han explicado a EL ESPAÑOL que "todos los proyectos que planifica Ikea a nivel país tienen asignados un plazo de ejecución y un presupuesto, si nuestros planes no se desarrollan como estaban previstos, otros proyectos internacionales pasan a ser prioritarios". Así, parece que Ikea ha decidido buscar otro destino.

Según Diario de Noticias, la tienda de Ikea se iba a ubicar en la parcela que ocupaban las naves de la vieja fábrica Superser y fuentes de la cadena sueca han comentado que "Nasuvinsa seguirá trabajando para recuperar esta área e integrarla en la trama urbana".

Se trata de un área en la que se estaba trabajando ad hoc para la instalación de una tienda de Ikea, pero la cadena sueca parece estar dando prioridad a otros formatos comerciales. De hecho, en Pamplona ya cuenta con un centro de recogida "pionero y único en su momento en todo el mundo".

"En toda España estamos testando igualmente formatos -tiendas en el centro de las ciudades en Madrid (Ikea Goya, dedicada a salones, e Ikea Serrano, dedicada a dormitorios)", describe la compañía preguntada por este periódico. Y añade que "en Pamplona podríamos también testar nuevo formato, pero no podemos confirmar ahora mismo ni cómo ni en qué plazo".

Más de 200 empleos

Con la renuncia de Ikea se dejarán de crear unos 275 empleos, uno de los impactos positivos que el Gobierno navarro había calculado para la comunidad. Además de los empleados de la tienda, la administración estimó en unos 500 empleos los que se podrían haber generado con la construcción del establecimiento.

Desde el Gobierno de Navarra, el vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, explicó que Ikea "legítimamente" ha adaptado su estrategia empresarial a un "contexto cambiante, un cambio de paradigma en todos los sentidos", señaló Ayerdi, para quien la decisión del gigante de los muebles es "totalmente respetable".