Las acciones de General Electric iniciaron la sesión bursátil de este viernes con una recuperación de más del 5% tras el batacazo del 11% que sufrió este jueves por las acusaciones de fraude vertidas por el analista Harry Markopolos. 

Noticias relacionadas

En un informe, este analista refleja que el gigante norteamericano ha falseado sus cuentas, que tiene un largo historial de cuentas fraudulentas y que está registrando enormes pérdidas

Una acusación que desde General Electric tachan de falsas. La empresa se defiende alegando que "las afirmaciones de Markopolos no tienen base". Además, añade que nunca se han reunido, hablado o entrado en contacto con Markopolos, por lo que lamentan que "un individuo sin conocimientos directos de General Electric presente unas acusaciones tan graves y no corroboradas". 

Desplome en Bolsa

Las acusaciones de Markopolos hizo que las acciones de General Electric se desplomaran más de un 11% a cierre de Wall Street este jueves. 

En día anterior, las acciones de la empresa Wall Street cerraron la jornada con un precio de 9,04 dólares por acción. En los primeros compases de la sesión del jueves, General Electric registró una caída del 5,5%, intercambiándose los títulos a 8,54 euros. 

Conforme pasó el día, las acciones de la empresa siguieron desplomándose hasta alcanzar mínimos de 7,83 euros por acción. Este ha sido el segundo valor más bajo registrado por General Electric en lo que va de año.

Quien es Markopolos

Harry Markopolos es un experto en contabilidad que se hizo famoso tras apuntar que había irregularidades en la estrategia de inversión de Bernie Madoff por los constantes y elevados beneficios para sus clientes de los que informaba.

El analista, decía que estos beneficios eran imposibles de obtener y aunque en un principio sus denuncias fueron ignoradas, con el estallido de la crisis económica de 2008 y la retirada de una parte importante de los fondos se supo que las inversiones de Madoff no habían sido reales, que se trataba de una pirámide financiera con la que estafó cerca de 65.000 millones de dólares.