Evolución de la botella de Coca-Cola.

Evolución de la botella de Coca-Cola.

Empresas

Coca-Cola confía más de un tercio de su negocio a las bebidas sin ‘cola’

El volumen de ventas de las bebidas energéticas creció un 17% en el primer semestre del año.

Pese a ser su producto estrella, Coca-Cola European Partners suma un tercio de su volumen de negocio de bebidas que poco tienen que ver con la cola. En concreto el 34,5% del volumen de ventas en el primer semestre del año se corresponde con Fanta, Schweppes o Coca-Cola Energy.

La compañía ha apostado por el lanzamiento de nuevas bebidas a lo largo de este año. Desde Coca-Cola Energy a Raygo, una categoría de bebidas a base de raíces y frutas, sólo disponible en el canal de la distribución. Y no solo eso, sino que en las bebidas que ya existían con anterioridad ha creado nuevos sabores.

Dos estrategias, la de lanzar novedades y apostar por nuevos sabores, que han permitido a las bebidas que quedan fuera de la marca Coca-Cola crecer un 5,5% si se suman las de sabores, las bebidas energéticas y de mezcla con las aguas, zumos o tés de la compañía. En el caso de Fanta, su volumen de ventas ha crecido un 3,5%. La compañía justifica el aumento por el lanzamiento de Fanta Zero, así como de los nuevos sabores.

Pese a los competidores existentes, el mayor incremento lo experimentaron hasta junio las bebidas energéticas lanzadas por la marca. Según los resultados publicados por la compañía, este tipo de productos creció un 17% durante los primeros seis meses del año. Coca-Cola explica que el impulso de Monster Mango Loco y las variedades Ultra junto con el lanzamiento de Coca-Cola Energy se dieron en todos los mercados.

Variedades de Montser y Coca-Cola Energy.

Variedades de Montser y Coca-Cola Energy.

Schweppes experimentó un crecimiento del 6,5% y las bebidas isotónicas del 3%. Unas cifras que junto a las de Coca-Cola, que creció un 3%, permitieron a la compañía alcanzar una facturación de 5.802 millones de euros.

Eduardo Asenjo, analista de Investing.com, señala que “su gran extensión de tipos de bebidas le dota de una gran diversificación para poder crear beneficios de una manera más consistente”. De hecho, considera que “todavía tiene potencial de crecimiento en el mercado europeo, lo que hace tener una buena perspectiva a largo plazo”.

Crecimiento por mercados y ‘brexit’

Coca-Cola European Partners ha crecido en todos los mercados donde opera: Gran Bretaña, Francia, Alemania, Iberia (España, Portugal y Andorra) y Europa del Norte (Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Suecia e Islandia). Especialmente lo ha hecho en Gran Bretaña (+11%) y Francia (+10,5%). En Iberia, la compañía ha facturado un 6% más hasta los 1.282 millones de euros.

El brexit no ha pasado desapercibido en la presentación de resultados de la compañía. Y más, teniendo en cuenta que Gran Bretaña es uno de sus principales mercados. En este sentido, Nik Jhangiani, responsable financiero de la compañía, ha explicado que “más del 97%” de lo que venden en Reino Unido se produce “en el país”.

Sin embargo, el mayor riesgo para Coca-Cola sería que tras un brexit duro se impusieran aranceles o hubiera retrasos en el transporte de sus materias primas. “Hemos creado inventarios de 125 millones de euros de materiales crudo claves”, ha descrito Jhangiani.

Damian Gammell, CEO de la compañía, ha hecho hincapié en los esfuerzos de la compañía en materia de sostenibilidad, "especialmente en el empaquetado". "Estamos convencidos de nuestros objetivos de crecimiento en el medio plazo", ha añadido Gammell quien ha confirmado las previsiones para 2019.