Imagen de archivo sobre huelgas en El Prat.

Imagen de archivo sobre huelgas en El Prat.

Empresas TURISMO

Avión, tren y metro: las huelgas que convertirán en pesadilla las vacaciones de millones de españoles

Los vigilantes de seguridad de El Prat y los trabajadores de Renfe y Metro de Madrid son los colectivos que ya han convocado paralizaciones. 

Noticias relacionadas

Millones de españoles inician este viernes sus vacaciones con el objetivo de desconectar y disfrutar de la familia o los amigos. No obstante, una serie de huelgas que se prolongarán durante todo el mes de agosto en casi todos los medios de transporte, pueden convertir el comienzo del descanso en una verdadera pesadilla.

Los primeros en "saltar al ruedo" serán los vigilantes de seguridad del aeropuerto de Barcelona-El Prat. Los trabajadores de Trabilsa inician este viernes una huelga indefinida, según indican, por la sobrecarga de trabajo a la que están sometidos. Dejarán el aeropuerto catalán sin vigilantes lo que puede generar un caos en los controles de seguridad.

La empresa se reunió este miércoles con los representantes de los vigilantes con el objetivo de llegar a un acuerdo y poner fin a los paros convocados, pero las conversaciones no han llegado a buen puerto. Los trabajadores apuntan a que Trablisa no ha cambiado su posición y que no atiende ninguna de las peticiones formuladas por el comité.

Imágenes de la huelga en El Prat

Desde Trablisa, por su parte, señalan que se ha trasladado a los sindicatos las soluciones posibles a sus reivindicaciones pero consideran que solo les mueven motivos económicos, una exigencia que considera ilegal al tener que regularse en el Convenio Colectivo. 

Renfe y Metro

En el caso de Renfe, la empresa ferroviaria ha cancelado 1.152 trenes para las cuatro jornadas de paros convocados, de las cuales quedan 3, que son los días 14 y 30 de agosto y el 1 de septiembre. 

El ministerio de Fomento ha fijado unos servicios mínimos del 75% en las horas punta de Cercanías y del 50% para las horas valle; para los trenes de media distancia ha fijado servicios mínimos del 65% y para los de alta velocidad-larga distancia del 78%. Respecto a mercancías, solo circulará el 25% de los trenes.

Se prevé que los paros transcurran entre las 12 y las 14 horas y entre las 20 y las 24 horas de cada uno de los tres días, según detalló la Confederación General del Trabajo (CGT). La empresa ofrecerá a los clientes afectados viajar en el siguiente tren, con un horario más cercano al que se haya comprado o anular o cambiar el billete sin coste adicional.

Los trabajadores de Renfe han convocado esta huelga para pedir un aumento de la tasa de reposición, el freno de la externalización de los servicios, un impulso a la promoción interna y facilidades para conciliar la vida familiar y laboral.

El otro colectivo que hará huelga es el de Metro de Madrid. Los vigilantes de esta red iniciarán el próximo martes una huelga indefinida en protesta por los impagos de la empresa Ombuds, responsable de la seguridad de las cocheras y dos líneas de metro. Según este colectivo, dicha empresa no ha abonado la nómina de junio y la paga extra de julio a sus 8.000 empleados. 

Aerolíneas

Otra de las huelgas que amenaza las vacaciones de los españoles es la que van a llevar a cabo los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair en Portugal entre el 21 y el 25 de agosto.

Los TCP de la aerolínea irlandesa protestan porque la empresa no cumple con la ley del país en el que trabajan en materia de condiciones salariales. Y es que en vez de tener 14 pagas (12 mensuales más dos extra, como manda la ley portuguesa), la empresa solo abona las 12 correspondientes a los meses del año.

Además, también piden que este colectivo con más de dos años de servicio y contratados por Crewlink y Workforce (las empresas de trabajo temporal a través de las que Ryanair contrata a sus TCP) pasen a ser contratados directamente por la aerolínea.

Pero a la de los TCP en Portugal cabe sumar otras dos posibles huelgas: una en España y otra en Irlanda. La de nuestro país todavía no tiene fecha y se llevará a cabo en protesta por los cierres de las bases de Las Palmas, Tenerife Sur y Girona. La fecha estimada es a mediados de septiembre.

La de Irlanda, por su parte, la secundarán los pilotos de la aerolínea también entre finales de agosto y principios de septiembre, al igual que sus compañeros de Reino Unido, que anunciaron este jueves que harán dos paros en las mismas semanas.

Iberia en el Prat

Otra huelga que podría llevarse a cabo próximamente la convocarán los trabajadores de tierra de Iberia en el aeropuerto de Barcelona-El Prat. Este colectivo ya secundó paros a finales de julio en protesta por la "sobrecarga de trabajo" a la que están sometidos y la falta de diálogo de la dirección ante este anuncio, entre otras cosas.

Estos nuevos paros se desarrollarían contra el "inmovilismo" y la falta de propuestas de la dirección de la empresa para acabar con la sobrecarga de trabajo. Y es que, según el comité de empresa, Iberia ha continuado organizando unos turnos de trabajo que no permiten la conciliación de la vida laboral y familiar y que "abusan de la prolongación de la jornada".