A LOS LEONES: Pablo Colio (FCC) y Gabriel Escarrer (Meliá)

A LOS LEONES: Pablo Colio (FCC) y Gabriel Escarrer (Meliá)

Empresas A LOS LEONES

A LOS LEONES: Pablo Colio (FCC) y Gabriel Escarrer (Meliá)

Pablo Colio reduce los beneficios de FCC y aumenta su deuda mientras sus competidores crecen

La FCC de Pablo Colio redujo sus beneficios durante en el primer semestre del año hasta los 128,9 millones de euros, un 15% menos frente a los 151,7 millones de euros obtenidos en igual período de 2018. La compañía explicó que la razón de este descenso está en el aumento de 27,8 millones de euros correspondientes a los accionistas minoritarios, ubicados principalmente en el área de Agua.

No obstante, los datos indican también que la compañía aumentó su deuda en el periodo. FCC cerró junio con una deuda financiera neta 2.972,2 millones de euros, 280,8 millones de euros más que en diciembre de 2018, "debido a la expansión del capital circulante e inversiones de crecimiento en curso".

Pablo Colio enfrenta su tercer año como consejero delegado de la compañía y como responsable directo de la gestión de FCC tras sustituir a Carlos Jarque y lo hace, de momento, con resultados inferiores a los de sus principales competidores. En un semestre en el que ACS y Ferrovial elevaron sus beneficios, un 17% y un 21% respectivamente, FCC muestra debilidad en un mercado de infraestructuras al alza.

Colio se enfrenta ahora al reto de mejorar sus parámetros y dar confianza a los accionistas que ven como los negocios no reflejan la pujanza que muestran sus competidores.  

Gabriel Escarrer culpa a Trump de la caída de Meliá, pese a perder terreno en toda Centroamérica

Meliá Hoteles ganó 43,5 millones de euros en el primer semestre del año, una caída del 25,4% respecto del mismo periodo de 2018. La hotelera explicó estos malos resultados por el impacto de los 12 millones de plusvalías por revalorizaciones registradas en 2018 y la caída del negocio en Cuba a raíz de las últimas decisiones de la Administración Trump.

La compañía liderada por Gabriel Escarrer explica que sus negocios se vieron afectados porque Trump prohibió las operaciones de cruceros a Cuba y eliminó las licencias para viajes destinados a programas educativos para ciudadanos estadounidenses.

La cadena hotelera registró una caída de los ingresos por habitación del 10,6% en Cuba, pero también en República Dominicana del 10,7% y del 5,6% en México. Esto significa que no toda la culpa es de Trump sino que tiene que ver más con la caída del negocio y con la imposibilidad del la dirección del consejero delegado Gabriel Escarrer de sortear esta crisis en Centroamérica.

Con los ingresos de la compañía estancados, la principal tarea de Escarrer es darle la vuelta a este panorama que no pinta bien y que podría llevarle a cerrar el año con cifras inferiores de las esperadas. Y para ello es vital sumarse a la ola del crecimiento el turismo en España y en el mundo.

 

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Una empleada del hogar.

Empleadas del hogar y trabajadores del campo, primeras víctimas de la subida del SMI

Siguiente