Un tripulante de cabina de Ryanair en una imagen de archivo.

Un tripulante de cabina de Ryanair en una imagen de archivo.

Empresas

Ryanair lanza una de sus mayores ofertas de empleo tras anunciar el despido de mil personas

Crewlink, una de las agencias de captación de personal de cabina de Ryanair, tiene cerrado un circuito de tres meses para captar talento. 

Noticias relacionadas

Se lleva rumoreando varias semanas que Ryanair llevará a cabo próximamente centenares de despidos. Después de mucho silencio por parte de la empresa, su CEO, Michael O'Leary, reconoció en un vídeo a los trabajadores que sobran 500 pilotos y 400 asistentes de vuelo. Sin embargo, mientras la aerolínea low cost realizaba este anuncio, abrió uno de los mayores procesos de selección de los últimos años.

Una de las agencias de captación de Ryanair, Crewlink, ha publicado en su página web que llevará a cabo diferentes entrevistas para contratar tripulantes de cabina (TCP) en toda Europa.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, se desconoce la cifra exacta de personal que la compañía aérea planea incorporar, pero fuentes cercanas hablan "del roadshow de reclutamiento más grande de TCP de los últimos años".

Solo hace falta echar un vistazo a las fechas y las ciudades para hacerse una idea la cantidad de contrataciones que se llevarán a cabo. Y es que la empresa realizará una gira durante los próximos tres meses que le llevará a visitar 74 ciudades europeas para reclutar a tripulantes de cabina.

Retrocesos y cierres

Por ahora se desconoce la fecha en la que nos los nuevos trabajadores se incorporarán, pero todo hace pensar que será en torno a las navidades o principios del año que viene. Es decir, de cara a la nueva temporada. Su llegada debería coincidir, también, con la entrega de los nuevos Boeing 737 Max que Ryanair había comprado, pero la aerolínea ya ha anunciado que se van a retrasar por la suspensión de vuelos que hay en torno a este modelo de avión. 

Sea como sea, resulta llamativo que Ryanair ponga en marcha un proceso de selección después de anunciar que su beneficio ha caído un 21% por el aumento del precio del combustible. 

Precisamente, este es el motivo que, según la empresa, les ha llevado a tomar la decisión de despedir a 900 trabajadores. Los ingresos de la aerolínea aumentaron un 11% en el primer trimestre hasta los 2.300 millones de euros, pero no fueron suficientes para salvar el resultado final, que se redujo hasta los 243 millones de euros. 

Huelgas en otros países

Pero ahí no terminan los problemas para Ryanair. Varias plantillas de trabajadores planean huelgas en diferentes países del mundo. 

Por un lado, los TCP de Portugal irán a huelga durante cinco días en el mes de agosto, aunque todavía no se conocen las fechas en las que se desarrollarán los paros. Y es que según ha podido saber este diario, desde el sindicato quieren esperar hasta el último momento para comunicarlo porque quieren hacerlo suficientemente tarde para que afecte a las reservas. 

La otra la secundarán los pilotos británicos, que reclaman mejoras laborales. En concreto, las tensiones entre Ryanair y los pilotos se basan en las reclamaciones de estos sobre las pensiones, la pérdida del seguro de licencia, las bajas por maternidad y una estructura salarial justa. 

Con todos estos factores, a Ryanair le esperan unos meses turbulentos, de incógnita y de problemas con la plantilla. Pues no se van a quedar de brazos cruzados ante las decisiones de la empresa.