IAG no ha conseguido darle la vuelta a la tortilla. El holding aeronáutico ha vuelto a registrar unos beneficios más bajos que en el año anterior, igual que en el primer trimestre del ejercicio. En esta ocasión, la empresa ha reducido sus ganancias un 42,7% hasta los 806 millones de euros. Esta caída se ha debido a la ausencia de extraordinarios y al aumento del gasto de combustible, ha informado el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Noticias relacionadas

También se ha reducido el beneficio operativo. En esta partida, el holding, formado por British Airways (BA), Iberia, Vueling y Aer Lingus cerró el primer semestre con ganancias de 1.095 millones de euros, un 11,7% menos. Sin embargo, excluyendo las partidas excepcionales, el resultado neto de la empresa ha aumentado un 0,4%. 

El gasto de combustible fue uno de los factores que contribuyeron a esta reducción del beneficio. Según se desprende del informe de resultados, esta partida se incrementó un 20,5% hasta los 2.936 millones de euros. En cuanto a los costes unitarios de combustible, crecieron un 8,6% por el efecto del aumento del precio medio del combustible después de coberturas.Y es que excluyendo el combustible, los costes unitarios descendieron un 0,1% frente al año anterior.

Respecto a los ingresos, aumentaron un 7,9% hasta los 12.089 millones de euros. De ellos, el 88% correspondieron a ingresos de pasaje, que aumentaron un 7,2%, y un 4,5% a los ingresos de carga, que se redujeron un 0,2%.

En cuanto a la deuda del grupo aeronáutico, se redujo un 25,7% hasta los 4.777 millones de euros.

Aumento de pasajeros

Entre enero y junio de este año, IAG registró un nivel de ocupación del 83%, seis décimas porcentuales más que en el mismo periodo del año anterior. Y es que en la primera mitad del año transportó 55 millones de pasajeros. 

Esto le ha llevado a registrar un ingreso por pasaje de 7,85 euros y de 19,85 euros de carga. 

El aumento de los ingresos por pasaje y número de pasajeros se debe, en parte, al aumento del 4,1% de los aviones en servicio, alcanzando los 588 frente a los 565 del mismo periodo del año anterior.