El 75% de la facturación de las principales compañías de construcción y servicios españolas (ACS, Acciona, Sacyr, FCC, Ferrovial y OHL) tuvo su origen fuera de nuestras fronteras en la primera mitad del año. En concreto, 23.770 millones de euros de los 31.353 millones que ingresaron entre las seis principales compañías cotizadas provinieron del exterior. Lo que supone que tres de cada cuatro euros de cada venta realizada por estas empresas vino desde fuera de España.

Noticias relacionadas

ACS fue la empresa que consiguió una mayor cifra de negocio en el extranjero: 15.806 millones de euros. Acciona fue la siguiente compañía que más facturó en la primera mitad del año, llegando a los 2.391 millones. Por su parte, Sacyr fue la compañía que más aumentó su facturación en este periodo pasando de 1.802 millones en 2018 a 2.009 millones en el primer semestre, un 11% más.

En lo que tiene que ver con los resultados, el comportamiento conjunto de seis empresas ha sido positivo mientras que, por separado, el semestre deja dos grupos que avanzan a distintas velocidades.

Las ganancias combinadas de las seis empresas llegaron durante la primera mitad de 2019 a los 865 millones de euros. Una mejora muy significativa si se compara el primer semestre de 2018 muy marcado por las pérdidas de 843 millones de euros registradas por OHL.

Al analizar su rendimiento individual, ACS, Sacyr, Ferrovial y OHL consiguieron alcanzar una mejor evolución que durante la primera mitad de 2018. La compañía presidida por Florentino Pérez aumentó su beneficio un 17% hasta los 523 millones de euros. Sacyr, por su parte, ganó 80 millones en el mismo periodo, una mejora del 11% respecto a 2018.

En lo que tiene que ver con las empresas en pérdidas, Ferrovial consiguió reducir sus pérdidas de los 72 millones registrados el pasado año a los seis de este ejercicio. OHL redujo sus pérdidas desde los 843 millones de la primera mitad de 2018 a los 15 millones de este año.

FCC y Acciona consiguieron cerrar el semestre con números verdes pero algo inferiores a los cosechados hace 12 meses. La compañía controlada por Carlos Slim ganó 128 millones entre enero y junio, un 15% menos que en 2018. Una reducción similar a la de Acciona que, en el mismo periodo, ganó un 16% menos, hasta los 155 millones de euros.  

Cartera combinada de 172.000 millones

El futuro de estas empresas parece gozar de la misma buena salud que el presente. Las seis grandes compañías cotizadas cuentan con una cartera de pedidos futuros que llega a los 172.000 millones de euros en proyectos pendientes de ejecutar.

Una cantidad que supone un aumento del 5% si se compara con la cartera de pedidos que estas compañías comunicaron en julio de 2018. Una cifra que, por ponerla en contexto, representa el 14% del PIB de España, valorado en su conjunto en 1,2 billones de euros.

ACS marca la pauta en este apartado. La compañía presidida por Florentino Pérez aporta 76.502 millones al conjunto de la cartera, siendo Sacyr la siguiente empresa con mayor carga de trabajo futura con 42.642 millones de euros en proyectos pendientes de ejecutar. En lo que tiene que ver con el incremento respecto a 2018, ACS también lidera este indicador, con un crecimiento del 9% en los últimos 12 meses.

En definitiva, las compañías de construcción y servicios consiguen cerrar el primer semestre de 2019 con buenas notas. Unos resultados que tendrán que refrendar en la segunda mitad del año que, según las previsiones, estará marcada por la desaceleración de la economía mundial, las amenazas del brexit y las guerras comerciales.