La guerra del fútbol calienta motores y lo hace de la mano de un fallo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que puede condicionar el futuro de la batalla comercial que las operadoras preparan para el mes de agosto y septiembre. La CNMC acaba de publicar una sentencia en la que desestima completamente las alegaciones de Vodafone, que denunció hace un año a Telefónica por las ofertas de sus paquetes comerciales que incluían fútbol.

Noticias relacionadas

El operador británico denunció dos comportamientos: el primero es la promoción Fusión+ que incluía 100 megas, teléfono fijo, dos líneas móviles y televisión con fútbol gratis hasta 2019, según Vodafone “regalando contenidos". También denunció ofertas no definidas y no disponibles para público en general, ofrecidas telefónicamente a clientes Vodafone para que se pasasen a Telefónica.  

Como ya adelantó EL ESPAÑOL, en octubre del año pasado el regulador ya rechazó las medidas cautelares solicitadas por Vodafone que pedía que se paralizaran todas estas ofertas de la compañía azul. 

De esta manera, el fallo definitivo adelantado por El País y al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL indica que Telefónica no ha incumplido la regulación contenida en las resoluciones de los mercados de banda ancha. “En primer lugar, las promociones lanzadas por Telefónica han sido comunicadas de acuerdo a lo establecido, y en segundo lugar, dichas ofertas se ajustan a la definición de promoción que se establece y que tienen una duración inferior a doce meses”. 

"No hay discriminación de precios"

En tercer lugar, dice la CNMC en su fallo, las promociones lanzadas por Telefónica durante los meses de agosto y septiembre de 2018 no constituyen, en este caso, una discriminación abusiva en términos de precios. “Sin embargo, esta Sala resalta que la conclusión alcanzada en esta Resolución está estrechamente vinculada a las circunstancias particulares del momento en el que se lanzaron las promociones y que la misma se alcanza sin perjuicio de la valoración que sobre este tipo de prácticas se pueda efectuar en el futuro, si las mismas se vuelven a repetir”. 

De esta manera, se archiva la denuncia formulada por Vodafone España contra Telefónica de España por la comercialización de determinadas promociones, “al no haber quedado acreditado que las mismas supongan un incumplimiento de las obligaciones de comunicación de ofertas minoristas; impliquen la comercialización de una oferta minorista de carácter no indefinido de duración superior a doce meses; o supongan una discriminación abusiva de precios”.

Del mismo modo, se desestima la solicitud de Vodafone en relación a la modificación del tratamiento que reciben las ofertas minoristas de carácter no indefinido en el marco del test de replicabilidad económica establecido en la Resolución de 6 de marzo de 2018, por la que se aprueba la metodología para la determinación del test de replicabilidad económica de los productos de banda ancha de Telefónica comercializados en el segmento residencial.  

Esto significa que se desestima la denuncia de Vodafone, pero no sienta precedente para futuras denuncias con similares características. No obstante, el fallo sí que condiciona la nueva guerra del fútbol ya que abre la puerta a que Telefónica siga comercializando los paquetes cuestionados por Vodafone.

Por otro lado, la CNMC rechaza modificar los test de replicabilidad, lo que hubiese generado un pequeño terremoto en la relación mayorista de Movistar con sus competidores. Mientras, las operadoras afinan sus ofertas para vivir una nueva guerra comercial en agosto.