Los trabajadores de la planta de Alcoa en Avilés manifestándose.

Los trabajadores de la planta de Alcoa en Avilés manifestándose.

Empresas

Alcoa cierra la venta de las plantas de Asturias y A Coruña al fondo Parter

El fondo suizo ha presentado las garantías económicas necesarias, lo que supone el mantenimiento del empleo de casi 700 personas. 

Noticias relacionadas

La multinacional productora de aluminio Alcoa ha firmado la venta de sus plantas de Avilés (Asturias) y A Coruña al fondo suizo Parter Capital, después de que este haya presentado las garantías económicas necesarias, lo que supone el mantenimiento de la carga de trabajo y el empleo de casi 700 personas.

Así lo ha anunciado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, al término de la reunión que todos los agentes involucrados en el proceso --empresa, sindicatos, comunidades autónomas y el comprador suizo-- han mantenido este miércoles en la sede del Ministerio en Madrid.

Esta transacción de las plantas afectadas a Parter Capital pone fin a más de nueve meses de negociaciones entre empresa y sindicatos en primer lugar, y entre empresa y potenciales compradores posteriormente, con el compromiso mantenido por el Gobierno durante todo el proceso por el mantenimiento de la actividad en estas zonas del norte de España.

Para la ministra, se trata de un día "para la satisfacción y la esperanza, porque es un éxito de todos, de los trabajadores, de los responsables de las plantas, de los gobiernos de Asturias y Galicia". "Hemos trabajado para garantizar el empleo y la capacidad productiva", ha asegurado la ministra.

Garantiza el empleo

Maroto ha explicado así que este acuerdo garantiza el mantenimiento del empleo, al menos durante los próximos dos años, evitando la ejecución de un despido colectivo que, en caso de fracasar la venta, se hubiese tramitado este mismo jueves 1 de agosto.

La ministra ha señalado que ahora Parter Capital coge el testigo de Alcoa aceptando "la responsabilidad" de mantener el empleo y de desarrollar un proyecto para las dos plantas "que solo sea el principio de un gran proyecto industrial".

Por ello, el Gobierno, ahora en funciones, no espera solo que se mantenga el empleo durante los próximos 24 meses, sino que la actividad industrial que ahora mantiene Parter "cree empleo, riqueza y bienestar en Asturias y Galicia para que se recupere el peso industrial".

No obstante, Maroto ha aprovechado el momento para apelar "a la responsabilidad de todos los grupos políticos" para que desbloqueen la situación política en el país y se pueda conformar un Gobierno --del PSOE, ha matizado--, para aprobar "leyes importantes para que España siga avanzando".

En concreto, se ha referido a la futura aprobación del decreto para consumidores electrointensivos, lo que supondría abaratar la factura energética de las grandes industrias, algo que "pronto lo conocerán los sindicatos y todos, pero que no se puede aprobar sin Gobierno".

"Satisfacción a medias"

En este mismo sentido se ha expresado el presidente del comité de empresa de A Coruña, Juan Carlos López, también presente en la reunión, al decir que seguirá exigiendo al Gobierno "que cumpla sus promesas" y apruebe este estatuto.

López ha señalado que la operación anunciada hoy supone una "satisfacción a medias", porque solo recoge un horizonte a dos años vista, tras nueve meses de negociaciones, aunque ha agradecido al Ministerio, a las comunidades y "a todo el mundo que ha estado del lado de los trabajadores", por la conclusión del proceso.

Además, ha avanzado que también exigirá a la nuevo dueño, el fondo Parter Capital, que cumpla con los compromisos adquiridos con los trabajadores, con el fin de que convierta a la empresa "en una referencia en el sector".

Costes energéticos "razonables"

Por su parte, el presidente del comité de empresa de Avilés, José Manuel Gómez, ha declarado que van a estar del lado de Parter para buscar nuevos ámbitos de negocio, si bien ha aclarado que "estarán en frente" si no logran mantener el empleo.

Gómez también se ha referido a los precios energéticos, al decir que las cubas de electrólisis siguen paradas y que la empresa depende de unos costes eléctricos razonables o al menos parecidos a los del resto de países del entorno.

Por ello, ha afirmado que la conformación de un Gobierno "es muy necesario" para ellos. "No ha sido una lucha solo por estas plantas, sino por la industria de Asturias, que supone nuestra forma de vida", ha sentenciado Gómez.

Asimismo, el nuevo consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica del Principado de Asturias, Enrique Fernández, ha calificado de "buena noticia" la venta de las plantas de Alcoa y también ha manifestado la intención de que no solo se mantenga la plantilla "sino que se incremente".

Alcoa anunció el 17 de octubre del año pasado el cierre definitivo de sus plantas en A Coruña y Avilés alegando una "improductividad" ocasionada por problemas estructurales como su "menor capacidad de producción, una tecnología menos eficiente y elevados costes fijos", unido al elevado precio de las materias primas y al coste de la energía.