Logo de Meliá, en una imagen de archivo.

Logo de Meliá, en una imagen de archivo.

Empresas

Meliá registra un beneficio neto de 43,5 millones hasta junio, un 24,7% menos

Los ingresos se redujeron un 1,1% hasta los 869,3 millones de euros debido al efecto de las plusvalías. 

Las cuentas de Meliá se han resentido entre enero y junio. La cadena hotelera ha registrado un beneficio neto de 43,5 millones de euros, un 24,7% menos que los 57,8 que ganó en el mismo periodo del año anterior. 

En cuanto a los ingresos, se redujeron un 1,1% hasta los 869,3 millones de euros. Esta caída se debe al efecto de las plusvalías ya que los ingresos de Meliá sin plusvalías aumentaron un 0,3%.

Sin embargo, la deuda de la cadena hotelera mejoró un 5,9%, ya que ha pasado de los 36 millones de euros de junio de 2018 a los actuales 33,9 millones de euros. Además, ha mantenido el tipo de interés promedio en el 3,20%, en línea con lo reportado en el primer semestre del año anterior. 

Este comportamiento a la baja se ha debido a los menores niveles de ocupación, aunque este segmento se vio compensado por el aumento en la tarifa media por habitación. 

Menor rentabilidad

En lo que respecta a la ocupación, Meliá cerró el mes de junio en el 64,1%, un indicador que se redujo un 2,9% respecto al año anterior. Sin embargo, este se vio compensado por el aumento de un 2,8% en la tarifa media por habitación (ARR), que se situó en los 104 euros. 

Eso ha provocado una caída del 1,7% en el RevPAR a cierre del semestre, situándose este en los 66,7 euros en los hoteles en propiedad, alquiler y gestión. En los de propiedad y alquiler, sin embargo, este indicador mejoró cuatro décimas hasta los 83,1 euros. 

Cabe destacar que esta mejora en el RevPAR de los hoteles en propiedad y alquiler se debe al crecimiento de un 2,1% en este indicador durante el segundo trimestre, un comportamiento al que ha contribuido la subida de los precios. 

Cancelaciones en el Caribe

Uno de los países en los que se ha registrado un peor resultado ha sido en la República Dominicana. Allí, las operaciones de Meliá se han visto afectadas por el "ruido generado por la prensa de Estados Unidos como consecuencia de las muertes de turistas norteamericanos por diversas causas". Esto provocó cancelaciones que afectaron a los hoteles del país, sobre todo en junio. Un comportamiento que también se ha registrado en Cuba

En esta isla, el RevPAR decreció un 10,6% como consecuencia de las muertes de varios turistas y las malas relaciones entre los gobiernos de la isla y Estados Unidos, que han provocado la prohibición de cruceros de país y ha eliminado las licencias de viajes para ciudadanos estadounidenses de 'pueblo a pueblo'.

Sin embargo, en la zona Europa Oriente Medio y África, los hoteles Meliá han registrado una evolución positiva en todos los países, con un incremento del RevPAR medio del 2,8%.

En cuanto a los hoteles de España, se vieron impactados por el efecto estacional de la Semana Santa.

Asía Pacífico, por su parte, registró unos resultados mixtos en el periodo por diversos aspectos que afectaron a las operaciones en la región, con un aumento del 5,5% del RevPAR.

Perspectivas 2019

Pese a que los primeros seis meses no han sido todo lo bueno que se querría, la hotelera tiene buenas perspectivas para la segunda mitad del año. Asimismo, espera un crecimiento del RevPAR a doble dígito que estará impulsado por la subida de los precios y la mejora en el margen a nivel de Ebitda, donde se centrará la empresa. 

Una de las regiones en las que tienen mejores expectativas son los hoteles urbanos de Madrid y Barcelona. Sin embargo, se mantendrán cautos en cuanto a las expectativas para los hoteles de Baleares, Canarias y América.