CriteriaCaixa ha cerrado el primer semestre del año con un beneficio de 419 millones de euros, un 72% menos que hace un año. Unas cuentas que son fruto de la menor aportación de las participadas bancarias: CaixaBank y Bank of East Asia. En total han aportado 278 millones de euros, un 50% menos que un año antes.

Noticias relacionadas

También influye que ya no existe una presencia de extraordinarios, fruto de la venta de Abertis. 

En el caso de Caixabank se han registrado 685 millones para pagar el plan de extinciones voluntarias, de los que unos 275 millones se atribuyen a Criteria. En el caso de Bank of East Asia, el descenso de los dividendos viene registrado por el 'profit warning' lanzado en junio y que tiene un impacto de 50 millones de euros. 

Mejor van las cosas en la cartera industrial y de servicios, cuya aportación al beneficio de Criteria se ha incrementado en un 2% hasta los 209 millones de euros. Además, la gestión del negocio inmobiliario ha generado ingresos de 112 millones de euros frente a los 49 millones de hace un año. 

Desde mediados de 2018 se está llevando a cabo un ejercicio de diversificación de la cartera en distintas participaciones minoritarias en sociedades cotizadas. La inversión neta realizada durante el primer semestre de 2019 ha alcanzado los 497 millones de euros. Destaca la inversión realizada en Cellnex, por un total de 72 millones de euros, en el marco de la ampliación de capital de la sociedad, así como el refuerzo de la posición en Telefónica, que alcanza ya el 1,2%.

La deuda del brazo inversor de La Caixa ha caído en 400 millones durante el primer semestre del ejercicio hasta los 4.841 millones de euros. El ratio de endeudamiento neto se sitúa ya en el 19,4%.  

CriteriaCaixa ha repartido un total de 250 millones de euros de dividendos a su accionista único, la Fundación Bancaria “La Caixa”, a lo largo del primer semestre de 2019.

El Presidente de Criteria, Isidro Fainé, ha destacado: “El ejercicio 2018 supuso un punto de inflexión en la estrategia de inversión tradicional de CriteriaCaixa, con el inicio de un proceso de diversificación de la cartera en sociedades cotizadas con alta rentabilidad por dividendo y potencial de crecimiento. Todo ello orientado a la doble misión de generar los recursos necesarios para financiar la Obra Social de “La Caixa” y preservar y hacer crecer el patrimonio de la Fundación Bancaria mediante la generación de valor”.