Carlos Torres, presidente del BBVA.

Carlos Torres, presidente del BBVA.

Empresas

Torres Vila (BBVA) insiste: su prioridad en el caso Villarejo es colaborar con la justicia

El juez imputa tres delitos a la entidad financiera en el 'caso Villarejo' como persona jurídica.

Noticias relacionadas

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA, ha querido incidir en la disposición de colaboración total del banco con la justicia tras haber recibido la entidad financiera la imputación de tres delitos en el 'caso Villarejo' como persona jurídica en el día de hoy.

"Como ya dije en enero y he reiterado en múltiples ocasiones desde entonces, nuestra prioridad es el esclarecimiento de los hechos y la colaboración con la justicia y así seguirá siendo" ha declarado Torres Vila en un comunicado.

Tras la petición por parte de la Fiscalía el pasado 24 de julio, el Juzgado Central de Instrucción número seis de la Audiencia Nacional ha declarado hoy a BBVA como parte investigada en el marco de la pieza nº 9 del caso ‘Tándem’, sujeta a secreto de sumario, por los delitos de cohecho, descubrimiento y revelación de secretos, y corrupción en los negocios.

Desde el banco han querido resaltar que "la condición de investigado no implica, en esta fase preliminar del procedimiento, la acusación formal por ningún delito.

Entre esos informes que el comisario realizó desde su empresa Cenyt estaría el seguimiento a políticos del entorno del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y el presidente de Sacyr, Luis del Rivero, que estaría preparando a finales de 2004 el asalto al consejo de administración del banco.

Villarejo habría realizado dichos trabajos, para los que habría accedido a información confidencial de distintas personas, siendo a la vez comisario en activo. Precisamente esa es la clave que sustenta el delito de cohecho, según la Fiscalía, para las empresas que le contrataron.

Ahora el banco tendrá que designar a un representante legal para que acuda a declarar en su nombre y aclare en qué consistieron los trabajos encargados a Villarejo y hasta qué punto conocían las prácticas presuntamente irregulares que utilizó en estos, así como su condición de funcionario en activo.