Iberdrola, Naturgy, Repsol y Endesa cierran filas: transición sí, pero con metas alcanzables

Iberdrola, Naturgy, Repsol y Endesa cierran filas: transición sí, pero con metas alcanzables

Empresas ENERGÍA

Iberdrola estudia ir más allá de los 3.000 MW de renovables que tenía como meta para 2022

La eléctrica está acelerando la tramitación y construcción de los proyectos que hasta ahora tiene proyectados en España.

Noticias relacionadas

Iberdrola logrará cumplir a tiempo sus objetivos. La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán tiene previsto instalar 3.000 megavatios (MW) de renovables en España para 2022. De ellos, más de 2.000 MW ya están en construcción o en tramitación, lo que representa el 70% de la capacidad prevista.

Inmersa en acelerar la instalación de sus proyectos, la eléctrica estaría en disposición de actualizar su meta hacia una más ambiciosa. Así lo reconocía el propio presidente de Iberdrola durante la conferencia de analistas del miércoles, en la que emplazaba al próximo febrero, cuando la vasca celebra el día del inversor, para conocer si existe actualización de los planes.

"Lo anunciaremos entonces", apuntaba Sánchez Galán, al tiempo que aseguraba que la compañía está "acelerando la construcción y tratando de implantar la mayor parte posible de estos megavatios".

Hoy, la eléctrica mantiene en construcción en España más de 700 megavatios renovables (la planta fotovoltaica de Núñez de Balboa y proyectos eólicos en tres regiones), cuya entrada en operación está prevista entre 2019 y 2020. No obstante, mantiene otros tantos en tramitación.

De Extremadura a Cuenca

En concreto, acaba de iniciar la tramitación de información pública del proyecto fotovoltaico Francisco Pizarro, en Extremadura, con una potencia instalada de 590 MW; este es aún de mayor tamaño que el Núñez de Balboa, con 500 MW, el más grande hasta ahora de Europa.

Así, no es Francisco Pizarro el único proyecto en esta situación. También en Extremadura, en tramitación administrativa, se encuentran las plantas fotovoltaicas cacereñas de Ceclavín, de 328 MW; Arenales, de 150 MW; y Campo Arañuelo I y II, de 50 MW cada una. 

En Andalucía, por otro lado, la eléctrica desarrollará el proyecto fotovoltaico de Andévalo, de 50 MW de potencia, ubicado dentro del mayor complejo eólico de la Europa Continental.

La vasca también tiene un proyecto en Cuenca, donde construirá el proyecto fotovoltaico de El Romeral, con 50 MW de potencia, y se encuentra en tramitación administrativa de parques eólicos en Burgos, con una capacidad instalada de 73 MW -Complejo Eólico Herrera y la La Lora-.

Inversiones récord

Estos proyectos se enmarcan dentro de las inversiones globales que Iberdrola llevará a cabo entre 2018 y 2022, que ascenderán a 34.000 millones de euros. Con unas inversiones récord de 3.054 millones de euros hasta junio, la compañía prevé que, a lo largo de 2019, entren en operación 5.250 nuevos megavatios (MW).

De esta nueva capacidad, un 75% comenzará a estar operativa en el segundo semestre del año. La aceleración del ritmo inversor, explicaba la eléctrica en sus resultados, apunta a un incremento en el objetivo de desarrollar 13.000 nuevos MW durante el periodo 2018-2022. Esto significaría aumentar la potencia del grupo en más de un 40% respecto al inicio del Plan Estratégico.