Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, en la presentación de resultados del tercer trimestre de 2017.

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, en la presentación de resultados del tercer trimestre de 2017.

Empresas

Gortázar confía en que no se repitan elecciones y se forme Gobierno a la vuelta del verano

El CEO de Caixabank espera que que los representantes de los distintos partidos políticos trabajen para poner remedio a esa situación.

Noticias relacionadas

La fallida investidura esta semana del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se ha convertido en uno de los temas más comentados entre el mundo empresarial que esta semana presenta resultados. 

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortazar, se mostró confiado en que no se produzca una repetición de elecciones y en que a la vuelta del verano se forme Gobierno.

Gortazar considera que habrá acuerdo en los próximos dos meses "después de las negociaciones hasta ahora fallidas". 

Esa sería una de las mejores noticias que podrían recibir actualmente las empresas, ha dicho. La falta de Gobierno "no es una buena noticia. Esperamos y confiamos en que los representantes legítimamente elegidos por los españoles trabajen en las próximas semanas para poner remedio a esa situación".

Eso sí, asegura el consejero delegado del grupo bancario que las empresas "seguiremos haciendo nuestro trabajo y estamos a disposición para poder colaborar con el nuevo Gobierno y el Gobierno en funciones en lo que corresponde a nuestra actividad". 

Palabras de Gortázar tras la presentación de los resultados del primer semestre del año. 

No vuelve a Cataluña

Con la cuestión catalana en un momento decisivo ante la sentencia del próximo otoño sobre el procés, se le ha preguntado a Gortazar sobre la posibilidad de volver a trasladar su sede a Cataluña, de donde se fue a finales de 2017.

Por el momento, el CEO de Caixabank lo ha descartado. "No hay ninguna novedad en esta materia. Tomamos una decisión en su momento y no hay ningún cambio", ha afirmado. 

De esta forma, el máximo responsable de CaixaBank descarta volver a Barcelona, donde se encuentran sus oficinas centrales desde su fundación, optando por el mantenimiento de su sede social en la capital valenciana.