Los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair pueden tachar una cosa más de la lista de asuntos a tratar con la aerolínea para la que trabajan. Tras casi tres meses de espera, sindicatos y la empresa constituirán este miércoles la comisión negociadora del convenio colectivo, avanzando así en la normalización de sus relaciones laborales.

Noticias relacionadas

La constitución de este convenio colectivo se hará por partes. El primero será organizar un calendario en el que se establecerán las reuniones que se llevarán a cabo durante los próximos meses, ha explicado a EL ESPAÑOL el representante de Sictpla, Antonio Escobar.

A partir de ahí comenzarán las negociaciones para eliminar los problemas existentes entre la aerolínea y el colectivo de trabajadores, como "las nóminas mal elaboradas para los nuevos TCP fijos de Ryanair", añade, y otros asuntos más sencillos, como la eficacia de la gestión de consultas de estos trabajadores con la sede central.

Esos serán los primeros asuntos a tratar. Luego, se pondrán con las materias más esenciales de estructura de nóminas y aspectos sociales como guardas legales, regulación de permisos, etc. Y es que, como apunta Escobar, "lo normal es ir integrando los aspectos de derecho imperativo laboral español en el convenio".

Retraso de meses

Los sindicatos y Ryanair constituyen la comisión negociadora casi tres meses después de lo previsto. A principios de julio, el colectivo dio su visto bueno a los sindicatos USO y Sitcpla para que todos los tripulantes de cabina se encuadren bajo un único convenio colectivo propio. Esto se hizo dos meses después de lo previsto ya que, como explicaron desde Sitcpla, la aerolínea ha tardado en darles el censo necesario para llevarla a cabo.

En enero de este año, la empresa mantuvo una reunión con los sindicatos y los representantes de los trabajadores en la que acordaron normalizar las relaciones laborales de este colectivo, un encuentro que se producía "tras un largo año y medio de lucha y acciones coordinadas, explicaron en ese momento desde Sitcpla.

Posteriormente, a finales de ese mismo mes, los TCP de la aerolínea, que transportó 146,5 millones de pasajeros hasta junio, votaron en masa a favor de normalizar las medidas en materia laboral acordadas con la empresa en la anterior reunión y que puso fin a una huelga programada en plena operación retorno de las vacaciones de navidad.