Los mercados de abastos cumplen con una innegable función de servicio, satisfaciendo con diversos productos las necesidades de aquellos que acuden a él. En algunos casos, estas edificaciones tienen, además, un gran valor arquitectónico, llegando a considerarlas incluso como joyas urbanas. Esta situación es la que se da con los mercados de Barcelona.

Noticias relacionadas

No es oro todo lo que reluce. Así, al igual que cualquiera puede aprovechar su existencia para hacer su compra semanal, a otras personas también les proporcionan ciertos perjuicios: aquellos que viven junto los mercados. ¿A que se debe esto? Esto es lo que ha explicado CBRE España en su último estudio.

En este informe, la consultora ha analizado en profundidad las diferencias que existen en el precio por metro cuadrado entre las viviendas alejadas de los mercados barceloneses y aquellos inmuebles situados en un radio inferior a 300 metros de alguno de estos edificios comerciales.

Así, se puede concluir que, en cuatro de los seis casos analizados, el importe de las casas que se encuentran cerca de los mercados de abastos en Barcelona es mayor que el de aquellas que no disponen de ninguno en sus proximidades.

Los mercados más caros

CBRE también estableció comparaciones entre los diferentes mercados de la capital catalana, en busca de aquel con un precio de vivienda cercana más elevado. Estos son La Boquería y el Mercat de la Concepció, que tienen una diferencia entre el importe por metro cuadrado del 6% entre aquellos inmuebles situados a menos de 300 metros y las casas que se sitúan a mayor distancia.

El caso opuesto es el de las viviendas que se encuentran a 300 metros o menos del Mercat de Sant Antoni, en el barrio del Eixample. Estas tienen un precio de venta de 4.360 euros por metro cuadrado, lo que supone un importe un 20% menor que el del resto del distrito.

Como segunda fase del estudio, CBRE trazó un segundo anillo entre los 300 y los 600 metros de distancia del mercado, analizando qué distrito presentaba una mayor variación en este aspecto. El mercado que mayor contraste presenta es el Mercat de Santa Caterina, con un precio de 5.073€ por metro cuadrado respecto a los 4.758€ que costaría vivir justo delante de aquel.

El más caro en este aspecto es también el Mercat de la Concepció, cuyo precio por metro cuadrado en un radio de 300 metros es 5.675 euros frente a los 5.327 euros que costaría vivir a una distancia de entre 300 y 600 metros del mercado.

Caso del alquiler

CBRE cerró su informe presentando también las variaciones en el importe del alquiler. De acuerdo con sus datos, el precio medio de alquiler por metro cuadrado en los inmuebles situados a menos de 300 metros de los mercados varía entre los 17 y los 19 euros. Aquel que ofrece un menor importe es el Mercat Les Corts, donde se debería pagar 14 euros por metro cuadrado. 

En relación con los precios medios de alquiler de los distritos analizados, tener la residencia en la zona próxima a un mercado de abastos implica tener que abonar una renta menor que la media.