La retribución al consejo de administración de El Corte Inglés se disparó un 74% en 2018, al pasar de los 14,8 millones de euros en 2017 a los 25,8 millones de euros del último ejercicio, en un año marcado por la salida del ex presidente Dimas Gimeno como consejero del órgano rector del grupo.

Noticias relacionadas

En concreto, el gigante de la distribución española gastó el pasado ejercicio un total de 11,7 millones de euros en indemnizaciones, de las cuales ocho millones fueron a parar a Gimeno, según consta en las cuentas anuales de 2018 del grupo de distribución.

Gimeno pactó una salida millonaria 'in extremis' horas antes del inicio de la junta de accionistas del pasado año después de una semana intensa de negociaciones, que concluyó con su salida del consejo del administración del grupo.

El informe subraya que también se abonaron indemnizaciones por importe de 1,6 millones de euros, habiéndose acordado igualmente retribuciones por otros conceptos vinculados al cese de la función de determinados consejeros por importe de 3,2 millones de euros pagaderos en varios ejercicios.

El grupo señala que al cierre de los ejercicios 2017 y 2018 no tiene concedidos anticipos de remuneraciones o préstamos, considerados globalmente y adicionales a los ya desglosados, con los miembros de su consejo, ni tampoco compromisos adquiridos con los mismos en materia de
pensiones o premios de jubilación, seguros de vida o indemnizaciones especiales.

En la actualidad, el consejo de administración de El Corte Inglés está formado por Marta Álvarez como presidenta del grupo y por los consejeros Cristina Álvarez Guil, Fernando Becker, Florencio Lasaga Munárriz, Carlos Martínez Echavarría, Manuel Pizarro Moreno (que debe ser renovado en la próxima junta), Jesús Nuño de la Rosa, Víctor del Pozo Gil, Shahzad Shahbaz, Cartera Mancor y Corporación Ceslar, mientras que Antonio Hernández-Gil ejerce las funciones de secretario.

Dividendo de 75 millones

Por otro lado, el gigante de la distribución tiene previsto repartir un dividendo de 75 millones de euros, lo que supone el 29% del total de su beneficio, que deberá ser aprobado por la junta general de accionistas que se celebrará el 25 de agosto. La compañía ha recordado que durante los últimos cinco ejercicios ha repartido dividendos por importe superior a la cuarta parte del resultado neto consolidado de cada uno de los ejercicios.

El Corte Inglés disparó su beneficio neto un 27,7% al cierre de su ejercicio fiscal, -entre marzo de 2018 y febrero de 2019-, hasta alcanzar los 258,2 millones de euros, lo que le permite encadenar cinco años de crecimiento, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se elevó un 2,2%, hasta los 1.075 millones de euros y las ventas alcanzaron los 15.783 millones de euros, lo que supone un 1,1% más que el año anterior.