A LOS LEONES

A LOS LEONES

Empresas El merodeador

A LOS LEONES: Irene Cano (Facebook) y María Ferreras (Netflix)

Irene Cano no podrá ver cómo Libra llega a España ante el rechazo de los reguladores

Libra, la criptodivisa de Facebook, cuenta con el rechazo de buena parte de los reguladores mundiales. La última institución en mostrar su oposición ha sido el Senado de Estados Unidos. Allí, algunos de los senadores criticaron abiertamente la actuación de Facebook durante estos años. Tanto, que hablan de que Libra es "una cuestión de seguridad nacional". 

Un rechazo que dificulta un poco más llegada de Libra al mercado, por lo que Irene Cano, Country Manager de Facebook, tendrá que esperar para verla funcionando a pleno rendimiento en España. El rechazo a Libra es tal, que hasta el economista Joseph Stiglitz ha dicho que la criptomoneda de la red social se merece un "unlike". 

El economista ha llegado a decir que los Gobiernos mundiales deberían parar Libra, y puede que le hagan caso. La desconfianza generalizada que hay en torno a la criptomoneda y los intereses que tiene Facebook en ponerla en marcha, hacen que -casi con toda probabilidad- acaben imponiéndole numerosas restricciones. 

María Ferreras debe vigilar el efecto que puede tener en España la subida de precios de Netflix

Varapalo para Netflix en el primer semestre del año. La plataforma de video online sólo ha conseguido sumar 2,8 millones de suscriptores frente a los cinco millones que esperaba el consenso del mercado. No sólo eso, es que en el mercado americano -donde se desglosan cifras- ha perdido 128.000 abonados. 

María Ferreras, su responsable en España, deberá vigilar de cerca lo ocurrido al otro lado del Atlántico. La plataforma de vídeo online ha demostrado que su modelo es volátil, ya que un usuario puede dejar de pagar su suscripción de un mes para otros. ¿El motivo? Dos factores, en este caso: la ausencia de grandes novedades y la subida de tarifas que ha venido aplicando en los últimos meses. 

Por si fuera poco, la plataforma ha necesitado gastar 600 millones de euros más en promocionar sus últimas novedades, algo que preocupa a los analistas. Consideran que el nivel de deuda de Netflix es preocupante: 11.000 millones de euros, de los que cerca de 4.000 millones se han sumado en los últimos 12 meses. 

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Las empresas de casas de apuestas suelen tener su domicilio fiscal en lugares de baja presión fiscal, como es Gibraltar.

La publicidad de las casas de apuestas no tiene freno: se dispara un 58% en el gobierno de Pedro Sánchez

Siguiente